Publicado: Vie, Dic 20th, 2013

Cuando los sueños dependen de un bombo

El próximo domingo 22 de diciembre se celebra el tradicional Sorteo de la Lotería de Navidad, el primero en tributar a Hacienda. Los premios que superen los 2.500 euros tendrán un gravamen del 20%, tal y como ocurre con todos los sorteos desde el 1 de enero de 2013. Pero esta no será la única de las novedades, en una lotería que tiene más de tradición que de premios en sí, ya que en esta edición se reduce el número de series, que pasan de 180 a 160, y se consignarán 280 millones menos que el año pasado. Lo que se mantiene invariable es la cuantía de los premios.

El Gordo repartirá 640 millones de euros, 400.000 euros al décimo, que un año más mantiene el precio de 20 euros. El segundo premio ascenderá a 1,25 millones de euros y el tercero será de 500.000 euros. Habrá dos cuartos premios de 200.000 euros y ocho quintos de 60.000 euros. Estas cantidades invitan a muchos ribereños a soñar con un futuro próximo mejor, en el que la fortuna nos permita vivir con tranquilidad en un tiempo complicado donde el paro y las dificultades económicas aprietan. Por eso este año todos haremos un esfuerzo y tendremos al menos un décimo en nuestro bolsillo. Y es que se prevé que los españoles nos dejemos unos 50 euros de media  —unos 2.000 millones de euros de gasto nacional— con el sueño de poder “tapar algunos agujeros”, una frase que se ha repetido mucho en los últimos días.

loteriaSu historia
Este año se cumplen 250 años del primer sorteo de la lotería nacional en nuestro país. La iniciativa se la debemos al rey Carlos III, que fue el impulsor del “juego de extracción de suertes”. El monarca, con la ayuda del marqués de Esquilache, creó la Lotería Real para intentar alimentar las mermadas arcas públicas sin aumentar los impuestos. El rey ilustrado requirió los servicios del experto en lotería José Peyo, venido de Italia, que se encargó de supervisar al detalle la labor de los primeros loteros, los llamados posteros, tal y como reflejan los textos de la época. El primer sorteo de la lotería en España se celebró el 10 de diciembre de 1763 en la plazuela de San Ildefonso en Madrid, donde se encuentra el colegio del mismo nombre. Aquel día de diciembre del siglo XVIII, que según cuentan las crónicas amaneció lluvioso, se apostó sobre 90 números y se imprimieron pagarés con las apuestas realizadas.

En aquellos primeros tiempos, el sorteo estaba ya abierto al público y se realizaba con bolas de marfil en las que se introducía una cédula de papel con un número y el nombre de una doncella. Relatan las crónicas que un toque de campanilla anunció la “extracción”, que fue llevada a cabo por un niño de siete años del Colegio San Ildefonso con los ojos vendados (símbolo de inocencia y de buenas intenciones). A lo largo de la historia también han sido  muchos y distintos los lugares elegidos para celebrar este sorteo que acapara tanto interés. Tras más de 40 años repartiendo premios “Gordos” en el salón de sorteos de la calle de Guzmán el Bueno, en Madrid, el Sorteo de Navidad se mudó en 2010 al Palacio de Congresos de Madrid para poder acoger a más público y periodistas. El año pasado, Loterías y Apuestas del Estado eligió el Teatro Real para el sorteo, donde volverá a celebrarse este año. El Ministerio de Economía y Hacienda, en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, situada en la Plaza de Colón y en la Calle de Montalbán fueron otros de los espacios elegidos.

En el siglo XIX, hacia 1847, la dirección general de Loterías se sitúa en el Palacio de los Consejos, ubicado en la Calle Mayor, 79 de Madrid. Posteriormente, pasó por distintos emplazamientos hasta localizarse en 1932, durante la II República, en la calle de Montalbán. En esta sede se realizó el sorteo hasta su traslado a la calle Guzmán el Bueno en 1963, coincidiendo con el bicentenario de la Lotería Nacional.

Hábitos de consumo
La crisis económica se está dejando sentir también en el hábito de consumo de los ribereños, según apunta Amor Nieto, de la administración nº 1 “La Esperanza”, quien afirma que nos hemos esperado a última hora para comprar nuestro décimo. “Es en los últimos quince días cuando se ha empezado a vender bastantes”, apunta. Seguimos apostando por los números impares frente a los pares, sobre todo las terminaciones en 5,7 y 9. Por el contrario, los números acabados en 1 son los menos vendidos, y no es para menos, pues el “Gordo” sólo ha caído en esa terminación en ocho ocasiones frente al 5, que ha aparecido en 32 ocasiones. Le siguen en el ranking el 4, que ha caído en 27 veces, y el 6, en 26 ocasiones. En su administración, los números más demandados este año coinciden con la fecha de elección del nuevo Papa Francisco y el día en el que murió Nelson Mandela.

Para Amor, este sorteo tiene el encanto de la tradición. Es más atractivo porque se utiliza el sistema antiguo de sorteo y tiene más publicidad. “Por eso juega todo el mundo”, asegura, “tiene un punto solidario, de compartir con los tuyos; pero también otro egoísta que te anima a comprar, porque no sea que vaya a tocar y yo no tenga el número de mis hermanos, primos o compañeros de trabajo”. Lo que está claro es que todos depositamos nuestros deseos y esperanzas en ese bombo. También Amor, que nos confesó que de tocarle la lotería “traspaso la administración y me voy a vivir a Sevilla”. El hecho de empezar el año con el bolsillo rebosante de dinero y dejar atrás los problemas económicos del año anterior nos anima a comprar más lotería en estas fechas que en otros momentos del año. Según el portal ventura24.es, que ha hecho público un estudio pormenorizado sobre las motivaciones, hábitos de consumo y preferencias de los compradores de Lotería de Navidad en Internet, el gasto medio por persona es de 50 euros, cuatro euros menos que el año anterior, y en total, un 18% menos desde 2009. Sin embargo, y pese al descenso del gasto, los españoles siguen adquiriendo, de media, dos décimos y alguna participación. En Internet, los hombres no sólo son los que más compran (un 70%), también son los que más gastan. Ellos invierten 53 y ellas 45 euros.

En cuanto a la franja de edad, más de la tercera parte de los décimos que se compran en Navidad pertenece a las personas de entre 30 y 39 años, que son los que más compran lotería en Internet. Le siguen las personas de entre 40 y 49 años (un 25%), aunque ninguno de los dos colectivos son los que más gastan. Son las personas de 60 años en adelante los que más invierten: 63 euros de media.  En el sorteo de lotería de Navidad, existen desigualdades notables entre la compra de lotería y el gasto por habitante en cada región. Así, la Comunidad de Madrid y Cataluña son las que más compras registran (25% y 18% respectivamente). Por el contrario, La Rioja (43€), Cantabria (44€) y Andalucía (45€) son las que menos invierten en lotería de Navidad.

Blanca y Marisa, de la Administración de Lotería nº 14 situada en la calle del Rey, no paran de vender décimos de Lotería de Navidad, sobre todo los acabados en 13 y 15; “también en 22”, apunta Marisa. Como en años anteriores, los clientes demandan más números impares; aunque también apuestan por el número de la casa 58.284, que lleva tres años tocando premio. También solicitan aquellos números que representan una fecha especial o les trae un buen recuerdo. “Estamos recibiendo llamadas de toda España pidiendo números concretos”, señalan. Este año sin duda, uno de los números favoritos,  es el 46.664 que coincide con el número de preso de Mandela. Muchos son los clientes que se encomiendan a la superstición y “nos hace pasar el décimo por una brujita que tenemos en la ventanilla. A ver si les da suerte”, comenta Rebeca. En las últimas semanas, al igual que le ocurría a Amor, se ha aumentado la venta, aunque es un poco “más floja” que en otros años. Lo que no aminoran son las esperanzas depositadas en ese décimo que todos guardamos y que, de resultar agraciado, nos permitiría darnos algún que otro capricho.

loteria_asesoresEn qué gastar nuestro dinero

La situación de crisis económica y el auge de las nuevas tecnologías pueden marcar el camino hacia donde irá a parar el dinero de los premiados. La tasa de paro que deja casi seis millones de desempleados, según la última EPA, impone que muchos vayan a emplear los millones en echar una mano a amigos y familiares afectados por la crisis y, sobre todo, a saldar sus propias deudas. Pero, ¿qué debemos hacer si nos toca la lotería? Artenio Cartas, director de la oficina de Ibercaja en Aranjuez y Juan Carlos Fernández, gestor en la misma entidad bancaria, lo tienen claro: mantener el mismo ritmo de vida, gastar con cabeza y no involucrarse en negocios que desconocemos. “Hay que gastar con moderación y guardar parte de lo obtenido”, explica Juan Carlos, quien nos recomienda una serie de inversiones, según la edad del agraciado. “Si eres joven es un buen momento para hacer una inversión inmobiliaria, pues el precio de los pisos ha caído bastante”, explica. En el caso de tener entre 35 y 45 años, lo ideal sería una inversión diversificada en la que habría que tener en cuenta un ahorro para la jubilación.

Por su parte, Artenio nos aconseja una estrategia de inversión que contemple un tipo de interés bajo: unos fondos de inversión que permita una cartera con renta fija, algo de variable y dinero disponible, además de poder cambiar de unos fondos a otros. “Lo más importante es no gastar a lo loco, lapidando así todo el dinero obtenido”, advierte, y recomienda acudir a una entidad bancaria de confianza para ser asesorado.

Ninguno de los dos dejaría de trabajar, aunque reconocen que se darían un buen capricho, lo compartirían con la familia, y guardarían una cantidad que les permitiese llevar una vida “holgada y tranquila”.

En caso de ser agraciados con “el Gordo” de la Lotería de Navidad, es recomendable acudir a la entidad bancaria para depositar el décimo; allí se gestionan los trámites y se invalida el billete. En un plazo de 24 horas, el dinero es ingresado en la cuenta, algo que no ocurría anteriormente, pues los premiados recibían la cantidad después del Sorteo del Niño.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

- Director del Semanario MÁS

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>