Publicado: Vie, Dic 10th, 2021

Vacunas para todos o pandemia para todos

Comparte
Tags

[ HÉCTOR ANABITARTE ]

Vacunas para todos o pandemia para todos, no hay alternativa, pocas veces la solidaridad podría ser más rentable, pero esta oportunidad no es aprovechada. En África sólo el siete por cien de la población ha sido vacunada con la dosis completa. En dicho continente viven 1300 millones de seres humanos, el caldo de cultivo ideal para que el virus fabrique variantes más agresivas o menos agresivas. Estamos todos/todas en el mismo barco, eso si, los africanos, los iberoamericanos, los pobres del mundo, amontonados en la sucia bodega. Y como con otras enfermedades no hay fronteras eficaces. Vacunas para todos o pandemia para todos. Y en eso estamos. Una de las mayores preocupaciones de los países desarrollados es acumular vacunas al mismo tiempo que las farmacéuticas se niegan a renunciar a sus privilegios y ni hablar de compartir las patentes con las administraciones públicas que han contribuido con mucho dinero para que pudieran investigar y fabricar las vacunas. En los países ricos con altas tasas de vacunación se ha reducido drásticamente la mortalidad y los ingresos hospitalarios, mientras que en los países con menos recursos miles de personas continúan muriendo. En estos países ni siquiera el personal sanitario y la población de riesgo han recibido la vacuna. Según Amnistía Internacional a pesar de los llamamientos para dar prioridad al programa COVAX diseñado para lograr un reparto equitativo de las vacunas, algunas de las empresas han seguido reservando el suministro a estados que saben que las acaparan. España se ha comprometido a donar 22,5 millones de vacunas a través del mecanismo COVAX. Ya se han enviado seis millones de dosis a Iberoamérica. Amnistía Internacional propone que antes que finalice este año los países ricos envíen dos mil millones de vacunas y nada indica que esto vaya a suceder. La llegada de nuevas variantes del virus se tendría que tener en cuenta, las consecuencias pueden ser mucho más mayores que lo que puedan costar estas vacunas, chocolate del loro (¿A los loros les gusta el chocolate?). Resulta sorprendente que haya personas que se nieguen a vacunarse, muchos millones de personas ya se han vacunado y no tendrán que ir a ninguna UCI ni sus allegados a ningún tanatorio. Se está debatiendo si es conveniente que la vacuna sea obligatoria, al menos debería ser obligatoria para todo el personal sanitario, docentes, para las personas que se relaciona con público, miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. Resulta absurdo que en un hospital los enfermos sean atendidos por personas no vacunadas.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

- Sindicalista, periodista, escritor y activista social. Vive en Aranjuez desde 2001. Es autor de varios libros y ensayos. Como periodista ha desarrollado su labor en Buenos Aires, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Aranjuez. Participa activamente en la asociación de inmigrantes Hombro con Hombro.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>