Publicado: Sáb, Ene 23rd, 2021

Solidaridad constatada

Semanario Más AranjuezEl temporal Filomena ha dejado a su paso las temperaturas más bajas registradas este invierno, además de una borrasca de nieve que cubre gran parte del país.

Hay que hacer un gran ejercicio de memoria para recordar cuándo se registraron en Aranjuez temperaturas tan bajas, lo que ha provocado que la nieve se haya helado y la dificultad para quitarla haya sido aún mayor.

Como curiosidad, apuntar que solo reciben nombres aquellas borrascas o temporales con mayor riesgo de alerta en el país. Por lo tanto podemos concretar que la AEMET, junto a su homólogo francés, MetéoFrance, y el IPMA, el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera, han sido los encargados de ponerle nombre a esta borrasca.

El Grupo Suroeste Europeo, que es como se les conoce, se encarga de crear una lista de la A a la Z, intercalando nombres masculinos y femeninos hasta llegar a los 21 que componen la tabla.

Como el temporal que acaba de acecharnos es el sexto de este invierno, concluyen que el nombre comience por la F y, además, tenga nombre de mujer.

Dejando a un lado la curiosidad, deberíamos centrarnos es la realidad que nos ha puesto en el límite de la supervivencia. El ser humano se crece ante situaciones como la que acabamos de vivir y que dejará restos de hielo en los próximos meses en Aranjuez.

Más allá de valorar si se ha realizado una gestión más o menos acertada por parte de las instituciones, si ha existido una previsión que pudiese paliar los efectos del temporal o si se ha actuado con más o menos viveza por parte del Ayuntamiento, que son actos que deberán juzgar los propios vecinos, lo más justo sería centrarse en la acción de los ribereños, que han demostrado, una vez más, que en la mayoría de los casos la solidaridad ha vuelto a mostrar su mejor cara.

Muchos ribereños han trabajado, pala en mano, para desatascar y despejar zonas como las propias calles, los centros educativos, los ambulatorios, aceras o dependencias vecinales para poder conseguir que los accesos fuesen mínimamente transitables.

Quitar nieve cuando ésta se ha convertido en hielo es uno de los ejercicios que más dificultad entraña y, sin embargo, ahí han estado familias al completo tratando de ayudar para despejar sus calles, como también comerciantes y hosteleros tratando de acondicionar la entrada a sus establecimientos.

Es fundamental que los ciudadanos aparquen las quejas y ayuden, dentro de sus posibilidades, a llegar donde no llegan las instituciones. Es lógico que Aranjuez no esté preparada para lo que acaba de vivir aunque no hubiese estado de más que los responsables de la ciudad hubiesen echado un vistazo o hubiesen contactado con otras ciudades acostumbradas a la nieve para poder diseñar un protocolo de actuación más acorde a lo que hemos sufrido.

Solo con previsión se pueden combatir este tipo de temporales y aunque suene fácil hablar, como suele decirse, “a toro pasado”, no estaría de más que aprendiésemos una lección que, con esto del cambio climático, es muy posible que en un futuro vuelva a repetirse.

Mientras tanto, gracias a todos los ciudadanos que han estado en las duras, porque a pesar de todo encienden la llama de la esperanza apoyados en una solidaridad y un compromiso con su ciudad que han quedado constatados.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

KIA LITTERATOR LOHADE TAHONA PATRICIO POSTAS