Publicado: Lun, Nov 16th, 2020

70 millones

Héctor Anabitarte70 millones … Trump, el show  de Trump ya no sorprende tanto, el espectáculo estuvo en cartel años, más de cuatro, con mucho éxito. Trump ganó unas elecciones generales y se instaló en la Casa Blanca como inquilino y ahora todo indica que se ha convertido en un okupa que puede que tenga que ser desalojado por los Marines.

Si Trump quería pasar a la Historia con luz propia no se equivocó: ni Nerón lo hizo mejor quemando Roma. Un fracaso como empresario, se estima que debe mil millones de dólares, apenas paga impuestos, bordeando siempre el delito, inmerso en cientos de juicios…, puede que su objetivo último sea lograr un indulto y trabajar para volver a la que considera su casa dentro de cuatro años. Eso, claro, si el Partido Republicano se arriesga a crear una división muy profunda en sus filas.

No es imposible que Trump vuelva a ser presidente de los Estados Unidos. No hay que desperdiciar ni minimizar sus posibilidades. En estas elecciones pasadas que perdió obtuvo el voto de setenta millones de ciudadanos, siete millones más que en las anteriores. Solo cuatro millones menos que el demócrata Biden, un hombre educado, moderado, que habla de la pandemia, de la crisis climática, respetuoso del llamado sentido común que, si consigue la mayoría en el Senado, puede que cumpla alguna de sus promesas electorales. Internacionalmente su triunfo ha sido recibido como «Agua de mayo». Cuando se lo compara con Trump, Biden lo tiene fácil para obtener las simpatías del mundo entero.

70 millones. Resulta difícil asumir que lo apoye tanta gente. ¿Lo intentamos? ¿Quiénes lo votaron y lo siguen haciendo y por qué? Últimamente mucha gente se empobreció como consecuencia de políticas económicas de signo darwiniano. La desigualdad creció exponencialmente. El capitalismo salvaje se impuso. La exclusión social afecta a millones, los blancos en unos años serán una minoría. El racismo en EE.UU es una constante y las actuales minorías crecen demográficamente más que la población blanca «pura». Los blancos, especialmente los menos ilustrados -la llamada «Basura Blanca»- se sientan amenazados y, desde su óptica estrecha y mezquina, motivos tiene: ven con resentimiento y un poco de envidia como negros y latinos prosperan más que ellos y, entonces, se aferran al cuestionable orgullo de ser blancos.

En EE.UU hay de todo, chicanos, negros, judíos, latinoamericanos de todo el patio trasero yanqui, árabes, asiáticos… Hay de todo menos marcianos porque no existen.  Y esta situación fue aprovechada por Trump, de forma demagógica y sin ningún respeto por las reglas del juego -el ya abolido fair play-, mintiendo a destajo sin rubor e imponiendo las fakes news como arma de destrucción masiva contra los adversarios. No le fue nada mal: 70 millones lo votaron.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

KIA LITTERATOR LOHADE TAHONA PATRICIO POSTAS