Publicado: Dom, Ago 30th, 2020

Los negacionistas, lo que faltaba

Héctor AnabitarteLos negacionistas, lo que faltaba. La pandemia del coronavirus está afectando a todo el mundo, está presente en casi 190 países. Se trata de un desafío sanitario, económico, social, tan imprevisto como grave.

Obliga, entre otros aspectos, a cambiar costumbres, hábitos, proyectos, como si fuera una catástrofe natural, lo que le pasó a Pompeya – es diferente-, con el volcán. Pompeya desapareció, pero este virus no es tan drástico. Necesita a los humanos para reproducirse y sobrevivir. Somos su incubadora contra nuestra voluntad, se trata de un invasor, invasor que puede ser mortal. La llamada comunidad mundial se ha  movilizado, buscando tratamientos eficaces y alguna vacuna que lo inactive. No ocurrió lo mismo con el ébola, la malaria, el dengue, el chagas… o el hambre que no es una enfermedad.

En estas circunstancias, tan dramáticas, no podían faltar los llamados negacionistas. Afirman que la pandemia no existe y que se trata de una conspiración siniestra para apoderarse del control mundial de los humanos, de una manera tan insólita, según ellos, toda la humanidad sería esclavizada. Esta teoría carece de toda validez científica, se trata en todo caso de algo delirante, disparatado, Este negacionismo suele aparecer ante la epidemias, las pandemias. Cuando apareció el retrovirus del Sida sucedió algo parecido.

Tanto disparate, tan difundido en las redes, en las redes hay de todo, ha provocado que aparezcan delirantes de variado pelaje y procedencia y también personas que promueven que los negacionistas sean  registrados y que cuando necesiten ir a un hospital afectados por la pandemia no se les atienda.  Afortunadamente en España la pena de muerte ha sido abolida, todos sus habitantes tienen derecho a ser atendidos por los sanitarios. Por otra parte, un negacionista propaga el virus y eso es un delito que debe ser sancionado. Pero deben ser respetados sus derechos que  son inalienables. Que la conducta disparatada de algunas personas -más de las deseables-, no  contagie al sentido común.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

- Sindicalista, periodista, escritor y activista social. Vive en Aranjuez desde 2001. Es autor de varios libros y ensayos. Como periodista ha desarrollado su labor en Buenos Aires, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Aranjuez. Participa activamente en la asociación de inmigrantes Hombro con Hombro.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>