FYSOL
Publicado: Vie, Nov 25th, 2016

Los niños también son víctimas

Comparte
Tags

Los datos, aterradores, evidencian que la pandemia sigue muy presente en nuestra sociedad. Más de 220 mujeres ya han sido atendidas en el Observatorio Regional de Violencia de Género en Aranjuez en lo que va de año y de ellas, seis son menores. Solo analizar la situación sobrecoge, porque no se trata de la cifra, ya que si solo hubiese una sola mujer en todo el planeta sufriendo violencia machista ya sería un dato escandaloso. Lo que da lugar a otra reflexión     -además de la propia lacra que sufre la mujer- es que once de esas mujeres aún no hayan alcanzado la mayoría de edad. El dato abruma porque manifiesta que esta sociedad tan insolente no está cumpliendo con el objetivo ni tampoco con sus responsabilidades. Los niños son el eslabón más debilitado de la cadena humana. No sobreviven psicológicamente a la presión de sufrir directamente esta violencia ni tampoco la de estar presentes cuando se produce. Hay estudios que revelan que ser testigo de violencia doméstica puede ser tan traumático para el niño como ser víctima de abusos físicos o sexuales y que en los hogares donde tiene lugar esta violencia machista, los menores tienen una alta probabilidad de padecer maltrato físico, abusos sexuales y negligencia, algo que en los hogares no violentos no suele ocurrir.
Estas situaciones pueden desencadenar en muchos problemas a la hora de su propio desarrollo, como físicos, cognitivos, de conducta, sociales… Problemas que pueden tener graves consecuencias en el futuro. No podemos olvidar que la familia es el principal referente de los niños, que tienden a imitar conductas. Esta transmisión de violencia de padres a hijos se ha estudiado en numerosas ocasiones deteminando que los niños expuestos a violencia, comparados con los no expuestos, con mayor frecuencia maltratarán a sus parejas en etapa adulta.
Hace falta mucho más rigor y mucha más implicación en todos los colectivos de la sociedad para erradicar este virus que mata. No podemos permitir que sigan muriendo mujeres a manos de la crueldad machista sin reaccionar. Es necesario incidir en las campañas de prevención, en educar proporcionando valores y denunciar cualquier atisbo de violencia de género que se pueda estar produciendo en nuestra presencia. Hay que evitar que el miedo se apodere de la sociedad como se está apoderando de muchas mujeres y de muchos menores que son igual de víctimas y que no acaban de comprender para qué se les ha traido a este mundo si lo único que conocen es terror.

FYSOL

Sobre el Autor

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>