FYSOL
Publicado: Vie, Mar 27th, 2015

La maravilla técnica de los ingenios del agua en el Real Sitio

Comparte
Tags

3 Aguas_Focus Aranjuez (2)“Era preciso vencer a la naturaleza, calmar a los ríos en sus cauces… hacer habitable el paisaje…”, así describía el poeta Gómez de Tapia en el s.XVI la lucha inicial del hombre por controlar la fuerza de los ríos en Aranjuez (en las terrazas ya “a salvo” de ellos se proyectaría la arquitectura ajardinada y el arte del Sitio). Protección frete a su acción descontrolada, pero abrazo a sus dones beneficiosos pues el AGUA en Aranjuez fue conducida y cuidada para que diera la vida, alimentando su mundo vegetal, elevando los espíritus cultos y moviendo ingenios: el agua como elemento construyó los sistemas del paisaje, veamos algunos tipos: Agua tipo 1: “Agua para saltar por los surtidores de las fuentes”. no se utilizó para este fin (como pudiera pensarse) el agua del Tajo que pasaba junto a los jardines. no era posible pues el Jardín está más alto que el río. ¿Qué hacer, si no se disponía de bombas eléctricas? Algo fantástico: utilizan OTRAS aguas que se encuentran a km. de distancia y a una cota superior (en el Mar de Ontígola donde Carlos V represó entre dos lomas un arroyo natural). El agua trasladada en conductos cerrados hasta las fuentes abajo, es liberada por los surtidores provocándose el efecto de los “Vasos Comunicantes” (y por tanto el salto del agua, que quiere alcanzar la cota alta de la que partió). Este tipo 1 introduce una idea: la rehabilitación de las fuentes y sus paraje natural vinculado. Agua tipo 2: “Agua para beber”. no eran aptas para ello las aguas del Tajo por lo que se buscó otra solución ingeniosa: la hallaron en los manantiales distantes de la Mesa de Ocaña. ¿Cómo harían ustedes para llevar agua desde la Mesa (cota 675m) hasta el valle donde se encuentra Aranjuez (cota 489m)? ¿un acueducto? no, pero casi tan difícil: creó el arquitecto Santiago Bonavía (s.XVIII) un complejo sistema escalonado (salvando la pendiente del valle) y subterráneo, por donde el agua llegaba a las cuatro fuentes de agua potable que se dispusieron en el Real Sitio y la nueva Villa (gracias a M. Salamanca que me enseñó este sistema). Es este un paisaje con arcas de piedra desaprovechado. Recuperémoslo. Agua tipo 3: “Agua para regar los Jardines de Aranjuez”. Por supuesto era una ventaja el paso del río Tajo junto a los jardines, sin embargo desviar el agua no iba a resultar tan fácil: el río está más bajo que el jardín y el agua no puede remontar la pendiente. ¿Qué hacer? De nuevo algo fabuloso. utilizan el agua del río, sí, pero la captan AGUAS ARRIBA (a unos 6 km) en la llamada Presa del Embocador (s.XVI). Desde este punto sacaron un canal abierto llamado Canal de la Aves, que tiene una pendiente mínima del 0,0025%. Esta pendiente es MENOR que la del propio curso del río descendiendo por el valle (0,06%). Al transcurrir varios kilómetros, el agua canalizada llega a la cota solicitada del jardín (donde se subdivide en caceras), mientras el río pasa metros más abajo pues ha descendido con una pendiente mayor. Hoy, la forma de riego tradicional es un patrimonio intangible protegido y tenemos la oportunidad de valorar el recorrido paisajístico del Canal de las Aves.

Daniel Ruiz Zurita

Sobre el Autor

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>