Publicado: Sáb, Nov 7th, 2020

Estado de confusion

MAS ARANJUEZLa crisis sanitaria del Coronavirus está volviendo a emerger con un aumento de casos en todo el territorio español, también en el resto del mundo, que no trae buenos presagios.

El virus, apaciguado según los profesionales durante el verano por las altas temperaturas y por la inercia de los meses de confinamiento, amenaza con regresar este invierno para volver a saturar tanto la salud de los ciudadanos como la de los propios hospitales y centros sanitarios.

El sistema territorial de este país, con competencias transferidas por ley a las Comunidades Autónomas, está causando preocupación y muchas dudas entre la ciudadanía, que no acaba por comprender cuáles son las medidas que se toman en su región y cómo y de qué manera debe actuar ante ellas.

El Gobierno de España ha decretado hace unos días el ‘Estado de Alarma’, más por una cuestión jurídica, para que no haya controversia judicial en las decisiones que tome e imponga cada Gobierno regional, que para unificar criterios; y ahí es donde está la verdadera particularidad en la singularidad territorial, que si bien parece un sistema lógico y acertado, con sus errores, en una situación de normalidad, no parece tan sólido ante una crisis sanitaria en la que deben tomarse medidas más contundentes para frenar al COVID-19.

Que el ‘Estado de Alarma’ es una razón de base jurídica queda evidenciado en que las decisiones, más allá de un toque de queda que puede ser modificado por las autoridades competentes, son exclusivas de cada Gobierno regional, que decide si hay cierre perimetral, los horarios del comercio y la hostelería y hasta el número de personas que pueden o no reunirse para salvaguardar esa distancia social que es una de las medidas más eficaces para combatir al virus.

Cuando el Gobierno de España tomó el mando único, al principio de la crisis, para decretar el confinamiento, todo el mundo lo tuvo claro, todo el mundo sabía lo que había que hacer y no existía, prácticamente, ninguna duda, dudas que ahora se están produciendo porque cada día, cada comunidad autónoma decreta nuevas medidas que son diferentes a las que decretan otras.

El vecino acaba por no saber si tiene que quedarse en casa a partir de cierta hora, si es a partir de otra o si puede o no puede salir de su localidad o de su comunidad autónoma. Hay Gobiernos, como el de Madrid, que decretan un cierre perimetral solamente para el puente, otras comunidades lo extienden hasta noviembre y, al final, no se acaba por tener claro con cuántas personas puedes tomarte un café en una terraza o reunirte en la calle para mantener una conversación.

Es momento de unificar, al menos, las medidas más comunes para tratar de neutralizar el virus lo máximo posible, y aunque las decisiones deban tomarse en función de si un territorio está más o menos afectado, es pertinente que los toques de queda, las reuniones y los horarios de comercios y hostelería se unifiquen lo máximo posible, más que nada para que el ciudadano se atenga a la normativa sin necesidad de acudir al Boletín Oficial de cada autonomía porque las medidas cambien por decisiones que no a todos afectan por igual

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

KIA LITTERATOR LOHADE TAHONA PATRICIO POSTAS