Publicado: Vie, Oct 23rd, 2020

Otoño en Aranjuez: Comienza el espectáculo

otoño AranjuezAranjuez se transforma en estos días en un espectáculo para los sentidos. Los ocres, amarillos, marrones conjugan con los verdes intensos de arbustos y árboles de hoja perenne un infinito marco de rincones únicos y singulares que cambian con el curso del sol en cada instante.

El paisaje se adueña de la vista que consuela la tristeza de estos espantosos días de una pandemia que ha trastornado y transformado nuestra rutina.

Oigo el inconfundible sonido de los quemadores de gas de los globos aerostáticos que acaban de despegar de la Plaza de Parejas ( frente a la fachada Sur del Palacio Real. Los pilotos están insuflando aire caliente a sus globos para elevarlos y dejarse arrastrar por las suaves brisas del amanecer. Vuelan el valle del Tajo rumbo a Algodor.

Al rato los oigo de nuevo y ya los veo regresar. El sol ha calentado la atmósfera y regresan con un cambio de ruta que ahora se dirige a Villaconejos. Debe ser maravilloso, espectacular divisar Aranjuez y la vega desde unos cientos de metros de altura.

Comienza el espectáculo para la vista, el olfato y el oído

La bruma de la mañana huele a pequeñas hogueras en las que arden lentamente restos de la limpieza de campos y huertas. Los caquis, azafranes, granadas y madroños ultiman también su madurez aportando intensos sabores y colores naranjas, amarillos y rojos. Ha terminado la vendimia y las moscas están más pesadas que nunca. Pegajosas aprovechan cualquier rayito de sol: barruntan su muerte.

Calabazas, castañas y setas alimentan la creatividad de los restaurantes, bares y tabernas de Aranjuez. Sus cocinas también han iniciado la transición de la nueva estación otoñal. Pronto comenzarán la recolección de coles (lombardas, coliflores y repollos) y la cuchara cobrará su protagonismo. Rico cocido.

En unos días dará comienzo al despojo de toneladas de hojas que plátanos, acacias, olmos, álamos, tilos, ginkgos o liquidámbar (entre cientos de especies) dejarán caer suavemente sobre bancos, calles, paseos y sotos que se cubrirán de un manto crujiente de mil formas y colores. Es la paleta otoñal que la naturaleza usa para pintar el paisaje.

No vendría mal establecer una campaña institucional respecto a esta abrumadora de atracción turística que ofrece Aranjuez que nada tiene que envidiar a los hayedos de la Selva de Irati (Navarra), Monte Perdido (Huesca), Aizkarri-Aranz (Álava y Guipuzcoa) o los de Montejo de la Sierra (Madrid)

En otoño, también, este hermoso Aranjuez es un espectáculo. ¿Lo conoce usted, querido lector? Pues venga, acérquese y relaje sus oídos, su vista y su paladar. De verdad, no se pierda este espectáculo en el que se convierte Aranjuez en otoño.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

avatar

- Periodista. Responsable Comercial del Semanario MÁS.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

KIA LITTERATOR LOHADE TAHONA PATRICIO POSTAS