Publicado: Sáb, Oct 3rd, 2020

Un problema de aseo

Semanario MÁS AranjuezHace ya unas semanas que un grupo de vecinos del barrio de La Montaña tomó la decisión de salir a limpiar el barrio ante “el abandono”, según sus propias palabras, al que les tiene sometido el Ayuntamiento.

La iniciativa, respetable e, incluso, plausible en general no puede significar un aumento ‘voluntario’ de la plantilla municipal; los vecinos no solo no cobran por realizar este trabajo, es que pagan unos impuestos para que, entre otras  cosas, se les limpie.

Hace ya muchos años que los vecinos vienen reclamando más atención respecto al mantenimiento del barrio, sin embargo la complejidad del mismo, con una amplia extensión y una población que duplica en número a municipios colindantes, no facilita la labor.

No hay excusa para ningún Gobierno, ni para éste ni para los anteriores, pero sí es cierto que convendría crear un plan específico para el mantenimiento del barrio, un plan acorde a las necesidades, a las que los vecinos deberían
adaptarse en materia fiscal.

Con la extensión del barrio y el número de habitantes es hasta concebible que se necesite una plantilla específica para mantener y limpiar.

Tampoco sería justo que pagando, proporcionalmente, los mismos impuestos que el resto de barrios de Aranjuez se les prestase más atención… ni menos, pero este asunto, en estos momentos, no es el que nos atañe.

Lo significativo de lo que está sucediendo, con cada vez más vecinos que incluso, según fuentes consultadas por este semanario, se están planteando la posibilidad de crear una cooperativa para aportar un dinero mensual que permita la contratación de servicio de limpieza, es que el Ayuntamiento está asumiendo la naturalidad de los hechos, prestando el camión de recogida de residuos y enviando bolsas para la recogida de basura como si de una actividad cotidiana se tratase.

Tanto Gobierno municipal, por su asentimiento ante lo que está pasando, y la oposición, por su silencio ante los hechos, dan por buena esta iniciativa ciudadana, que debería haberse quedado en un acto de protesta y reivindicación de derechos y que, sin embargo, se está convirtiendo en un ejercicio cotidiano que más que súplica suena a sumisión y a aceptación de que, aún con impuestos, el Ayuntamiento no llega a realizar la labor por la que los vecinos están pagando.

Es urgente tomar cartas en el asunto y que la Corporación Municipal analice qué es lo que está sucediendo para que los vecinos del barrio de La Montaña hayan tenido que adoptar el papel de personal de limpieza municipal. Gobierno y oposición deberían mantener un encuentro para dilucidar qué se necesita y qué es lo que viene recogido en el contrato de Higiene Urbana para poder poner solución a un problema que está rayando la ridiculez, no de los vecinos si no de quienes deben velar por el mantenimiento de la ciudad.

El Gobierno debe actuar y la oposición debe fiscalizar, para eso les pagan a ambos.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>