Publicado: Jue, Sep 17th, 2020

Dan ejemplo en las escuelas

Héctor AnabiarteDan ejemplo en las escuelas. Comenzaron las clases, tanta incertidumbre, cambios tan imprevistos, miedo. En nuestra cultura las niñas y los niños son… sagrados, aunque muchas veces desgraciadamente no sea así. Docentes que hacen declaraciones en los medios dicen que los pequeños se adaptan con facilidad a las mascarillas, más complejo resulta lo de mantener la distancia y lavarse tantas veces las manos. pero también lo entienden. Una niña pequeña dice: «peor es morirse». No está influenciada por negacionistas.

Durante el confinamiento no solo estuvieron pendientes del ordenador y de los juegos domésticos. Oyeron las conversaciones de los adultos y vieron la televisión y los comentarios que las noticias provocaban. Algunos pequeños no querían salir a la calle: «hay un bicho que mata, hay que quedarse en casa así cuando llega y no nos ve en la calle se va», explicó con mucha razón y sensatez un niño de cinco años. Se trata de una generación que no olvidará nunca esta pandemia. Tendrán que elaborar lo sucedido, una experiencia que para los adultos será diferente.

El ejemplo de los adultos es fundamental. Si la familia se sienta en una terraza y lo primero que hacen es quitarse las mascarillas, si en una reunión familiar, en casa, pasa lo mismo, no entenderán que en la escuela tendrán que mantener la mascarilla puesta todo el tiempo y cada cuatro horas, cambiarla. La idea que en un cumpleaños o boda no hay que ser tan rigurosos ya que se está en familia y con amigos, puede resultar más infeccioso que lo que ocurre en los botellones. Con tres medidas preventivas, fáciles de llevar a cabo, sería suficiente para frenar a Covid 19. Pero parece que lo obvio no resulta tan obvio…para los adultos.

Es muy importante que las niñas y los niños estudien en el ámbito escolar habitual, aunque el riesgo cero no exista, ni en la escuela ni en ningún sitio. Educación no es solo transmitir conocimiento, información, datos, es fundamental para entrenar las relaciones humanas, la sociabilidad y más en una sociedad como la actual en la que existen muchos hijos únicos, sin hermanos, primos, vecinitos de su edad.
Resulta conmovedor ver en la tele a estos pequeños caminar unos detrás de otros manteniendo la distancia, uno imita a un zombi, con humor todo es mejor. Habrá vacunas, seguro, pero mientras tanto conviene mantener una actitud activa, guiándose por el sentido común y por lo que dice la ciencia. Y ante tantos bulos negacionistas que circulan, cuidado.

El mundo que conocimos ya no existe. Estos cachorritos no pueden decir, meláncolicos, como decimos los adultos: «antes, en las fiestas» porque ellos no estaban. Ellos, por eso, asumirán esta… «Nueva Normalidad» de otra manera. Conocieron, desde que nacieron, el mundo de las nuevas tecnologías, todo un misterio para sus abuelos que intentan , adaptarse, por amor, a reemplazar la proximidad física , por besos y abrazos virtuales, mientras exista la pandemia, la amenaza. Ya volveremos a abrazarnos y besarnos. Ahora toca no tocarse.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>