Publicado: Dom, Sep 6th, 2020

Responsabilidad compartida

MAS ARANJUEZLos casos por COVID-19 están creciendo exponencialmente en todo el mundo y España es uno de los países más castigados.

La letalidad durante este verano ha bajado respecto al inicio de la crisis pero los positivos por Coronavirus están a unos niveles muy próximos al mes de marzo.

La alerta ante el otoño que se nos avecina está sobre la mesa y aunque España no pude permitirse un nuevo confinamiento de todo el país, porque la economía no lo soportaría, el caso es que la preocupación hasta que llegue una vacuna -que parece más o menos cercana- sigue muy presente.

La responsabilidad para conseguir que los contagios disminuyeran está repartida a partes iguales. Hay muchas voces críticas con los gobiernos y administraciones que rigen el país. Muchos ciudadanos culpan a los respectivos gobiernos -estatal, regionales y locales- de equivocarse y, con las medidas impuestas y aconsejadas, de no haber acertado para paliar los efectos de una crisis sanitaria que, no olvidemos, sigue entre nosotros.

Es muy injusto culpar única y exclusivamente a los diferentes Gobiernos porque ni Pedro Sánchez, ni Isabel Díaz Ayuso ni, es nuestro caso, María José Martínez, son responsables directos de los contagios. Por supuesto que tienen sus responsabilidades y como dirigentes hay que exigírselas.

Invertir más dinero en Ciencia, contratar más rastreadores, aumentar los recursos personales y materiales o poner a disposición todo cuanto esté en la mano de los Ayuntamientos sí es una obligación de los políticos y gobernantes. Sin embargo, que haya ciudadanos y ciudadanas que no respetan las medidas de seguridad obligatorias o que no atienden a los consejos transmitidos por las administraciones no es más que culpa de quienes no las cumplen.

Es cierto que la mayoría de la población española ha respetado y ha cumplido minuciosamente con estas medidas y recomendaciones pero ya conocemos aquello de que “un garbanzo estropea un cocido”. De nada sirve que una inmensa mayoría cumpla si luego hay unos pocos que, por razones arrogantes o por razones incívicas pasean el peligro allá por donde van.

Mientras haya gente que entra a los establecimientos y lo primero que hace es bajarse la mascarilla por debajo de la nariz, mientras haya personas que ni siquiera llevan mascarilla o que fuman en la calles sin respetar la distancia de seguridad, mientras los jóvenes sigan acudiendo al ocio nocturno sin respetar las medidas de seguridad, mientras se sigan celebrando los famosos ‘botellones’ de manera indiscriminada o mientras se siga actuand  en las terrazas como si nada hubiese pasado, el riesgo de contagios seguirá aumentando.

La responsabilidad es de todos, de los políticos, de los ciudadanos, de los dueños de los establecimientos… los sanitarios están muy castigados física y mentalmente y no merecen ese desprecio de quienes no atienden a sus obligaciones.

Seamos responsables, llevemos mascarilla, lavemos las manos con frecuencia y respetemos  las distancias de seguridad. Este país, este planeta, lo merecen.

FLEX Tien21 marzo MARIA ROSA

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>