Publicado: vie, Nov 8th, 2019

Ejercer la responsabilidad

Comparte
Tags

Este domingo, los ciudadanos volvemos a estar convocados a las urnas para elegir un nuevo Gobierno. Es la cuarta vez, en cuatro años, que se convocan Elecciones Generales y existe un sentimiento en la ciudadanía de cierto hartazgo, sin que les falte razón, por tener que acudir, otra vez, para elegir la presidencia del nuevo Ejecutivo.

Todos los partidos son responsables del bloqueo que existe desde que la política ha ampliado el espectro
de siglas y opciones electorales. España es un país que durante muchos años se acostumbró al bipartidismo y la alternancia en los gobiernos de PSOE y PP ha ido sucediéndose hasta la  aparición deotras alternativas como Podemos, Ciudadanos o, más recientemente, VOX.
La pluralidad, bien entendida y bien gestionada, debería enriquecer las acciones de Gobierno. Los acuerdos, las negociaciones, el entendimiento en asuntos de Estado debería prevalecer sobre las ideologías de cada partido pero, lamentablemente, no está siendo así. Cada formación intenta poner sus propios intereses sobre el interés general de la ciudadanía, produciéndose un bloqueo del que no es fácil salir. El pasado mes de abril, los ciudadanos de este país no otorgaron una mayoría absoluta a ninguno de los bloques llamados ‘constitucionalistas’.
El bloque de la derecha no conseguía obtener los escaños suficientes entre PP, Ciudadanos y VOX para arrebatarle el Gobierno al bloque de la izquierda que, sin el apoyo de los independentistas, tampoco sumaba.
El bloque de la derecha responsabiliza a Pedro Sánchez de no haber sido capaz de formar Gobierno al mismo tiempo que le reprocha que, si lo hace, será porque cuenta con los votos de los independentistas, un discurso totalmente incoherente. El PSOE y Podemos no han sido capaces, aún aceptando hipotéticamente esos votos, de llegar a acuerdos que desbloqueen la situación por diferencias “insalvables” en, principalmente, la gestión del conflicto en Cataluña.
Pero tiene que haber Gobierno, eso es algo que es obligatorio, por lo que resulta indispensable que, a pesar del cansancio y el descontento, la gente acuda a votar. Porque es un derecho pero también una obligación y una responsabilidad, porque si no se acude a votar otros decidirán por el resto, porque es la máxima representación de la democracia y porque costó mucho que los españoles pudiésemos elegir a nuestros gobernantes de manera libre y consecuente.

España necesita avanzar y, para ello, es necesaria la conformación de un Gobierno. Los ciudadanos deben elegir la opción que más les interese, pero sería una lección para los propios políticos el hacerles ver que, con una alta participación, los españoles avalan la democracia y deciden qué opción
política más les representa. La política debe ser constructiva, apartar los reproches y buscar los entendimientos, porque este país lo merece y porque debe estar a la vanguardia de una Europa que ha conseguido entender que la democracia debe ser el paraguas que cobije a los ciudadanos de algunas deficiencias políticas que no pueden representar el futuro. Con mentiras, xenofobía, homofobia y machismo no se labra el futuro de un país y para combatir esas opciones políticas es indispensable acudir a las urnas, votando la opción política que más le convenza que, seguro, es mucho más demócrata y coherente que todo eso.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER