Publicado: vie, Sep 20th, 2019

Ahora no era necesario

Comparte
Tags

El Gobierno de España en funciones ha vuelto a aprobar un nuevo trasvase desde los embalses de Entrepeñas-Buendía, a través del acueducto Tajo-Segura, de 16,1 hm* para el presente mes de septiembre y a pesar del desbordamiento del río Segura por la gota fría que ha asolado a varias de las Comunidades del territorio español. Este nuevo trasvase viene con sorna, ya que es indudable que, por desgracia y debido a las inclemencias meteorológicas que, además, ya han dejado varios muertos, el Segura no necesita agua, al menos de momento. El río levantino se ha desbordado y, en condiciones normales, ese trasvase debería haberse realizado al revés, para no perjudicar los embalses de un Tajo que, por lo que parece, no tiene un mes de descanso. El Gobierno español no está respetando la sentencia del Tribunal respecto al trasvase Tajo-Segura y, lo que es peor, sin dar una sola explicación de cuándo y cómo tiene pensado aplicarlo. El caso es que, la sensación, es que se toma el pelo a los ribereños, a todos los ciudadanos de la cuenca que ven como, mes a mes, siguen llevándose agua del Tajo para no se sabe bien qué, porque en esta ocasión no está justificado por mucho que los embalses de la cuenca hayan mejorado. Según el informe de situación, elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía era de 481,2 hectómetros cúbicos con un volumen pendiente de trasvasar de 6,6 hectómetros cúbicos, por lo que el volumen de embalse es de 474,6 hectómetros cúbicos, datos que no justifican un nuevo trasvase por mucho que la ley lo amparase, que estaría por ver. Los municipios de la cuenca deben seguir insistiendo en las reivindicaciones para dejarle claro al ministerio de Transacción Ecológica que las demandas para que se cumpla la ley y se modifique el Plan Hidrológico no van a cesar pero, como ya hemos trasladado desde este medio en otra ocasiones la voz de los ciudadanos debe aumentar, debe convertirse en un vehículo reivindicativo con fuerza y con firmeza porque todas las concentraciones y manifestaciones que se convocan no están teniendo el éxito que la causa merece y, esto, es fundamental. Esta lucha no es una cuestión política, no debe tener ninguna sigla detrás y, en eso, el PSOE de Aranjuez, por aquello de tener el mismo signo político que el Gobierno de España, ha sido siempre ejemplar, reivindicando ante, incluso, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el fin del trasvase, como ejemplar fue en su día la reivindicación del alcalde de Tañavera de la Reina, del Partido popular, ante sus superiores en el Gobierno de Mariano Rajoy. Estos deben ser ejemplos de que la causa debe estar siempre por encima de las siglas, sin importar a quién se reivindica y a quién se exigen reacciones ante un río, el Tajo, que agoniza a manos de intereses que no parecen obedecer más que a los económicos. El Tajo aún sigue vivo y así debe seguir siendo y, si para ello, hace falta una gran concentración en la que estén todos los grupos políticos -aunque Vox esté a favor de los trasvases a nivel nacional-, así debería ser. La defensa del Tajo debe ser innegociable y hay que decirle al Gobierno de turno: ¡NO al Trasvase!

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER