Publicado: vie, Jul 19th, 2019

REMITIDO [ INICIATIVA POR ARANJUEZ ] Y van pasando los días. Un mes ya

Comparte
Tags

Un mes, desde aquel pleno de investidura en el que el Partido Popular, a pesar de ser la formación política que más votos y concejales perdió respecto a las anteriores elecciones, alcanza un acuerdo con Ciudadanos, ACIPA y VOX que permite la investidura de la candidata del PP como alcaldesa de nuestra ciudad. Conocimos a los pocos días cuál era el texto que ACIPA había hecho llegar al Partido Popular y que éste había aceptado, razón por la cual apoyaron la investidura de la señora Martínez. No obstante, hacen saber que se situarán como oposición. Supimos, el mismo día, que en la Comunidad de Madrid VOX hacía público su acuerdo con el Partido Popular, cuál era el acuerdo que había firmado con la señora Martínez para darle su apoyo en la investidura. En este caso, alguien lo lanzó a la prensa para su difusión, sin más explicaciones, ni tan siquiera una simple nota explicativa. Eso sí, continuarán como oposición. Y conocimos, a través de la prensa también, el decreto de distribución de competencias y cuáles se asignaban a cada uno de los miembros del equipo de Gobierno. A través de él dedujimos cuál es la dedicación que cada uno está dispuesto a ponerle a esto y atisbamos como, a juzgar por lo denso de algunas concejalías delegadas, falta mucho camino por recorrer y decretar. A los pocos días supimos que ACIPA estaba muy satisfecha, porque en la composición del Gobierno municipal se habían tenido en cuenta sus peticiones nombrando una concejalía de casco histórico y otra del Cortijo, lo que a su juicio indica que las cosas van por muy buen camino. Sobre el incremento del gasto político también debe estar muy satisfecha pues no hay declaraciones en contrario. Algunas cosas se han ido conociendo, poco a poco, y algunas de ellas no nos agradan, más bien diríamos nos inquietan. Los textos difundidos contienen en algunos casos aspectos que podríamos poner y, de hecho, hemos puesto en cualquiera de los programas electorales y que son necesarios para nuestra ciudad, incluso en algunos casos nos resultan tan familiares que podríamos caer en la tentación de darnos también por satisfechos. Pero hay otros muchos aspectos, explícitos e implícitos, en muchas ocasiones detrás de las grandes palabras, que nos preocupan y mucho. Nos preocupan también las manifestaciones que por aquí y por allá van haciendo unos y otros que, o bien continúan con “y tú más”, algo, de lo que parece, no nos libraremos nunca, o bien parecen haber comenzado una carrera de obstáculos hacia la meta diaria… “a quién le corresponde esta medalla”, como si los ciudadanos no supiéramos que los proyectos que necesita nuestra ciudad son aquellos que trascienden lo inmediato y se plantean con el interés y el impulso de todos, más allá del horizonte temporal de una legislatura, aunque los proyectos actuales no han contado con el apoyo de quienes hoy gobiernan. Pero hay cosas que aún no conocemos ni tampoco ningún ciudadano de Aranjuez. Por ejemplo, ¿cuáles fueron los contenidos programáticos que dieron claridad definitiva a Ciudadanos a la hora de inclinar el voto hacia el Partido Popular? No conocemos cuáles fueron los compromisos adquiridos, no conocemos su opinión en asuntos de máxima relevancia para la ciudad como son la educación, la sanidad, el medioambiente, nuestro río… Este es el único acuerdo que aún no conocemos y no deja de tener su gracia viniendo de un partido que dice tener como uno de sus fundamentales principios la transparencia y la ética política. En este caso, no conocer también nos preocupa. El pasado día 9 tuvo lugar el pleno extraordinario que determinó la organización política y las retribuciones tanto del Gobierno como de la oposición. En él, pudimos comprobar algunas cosas: la primera, que efectivamente vamos a tener que empeñarnos muy a fondo para que aparezcan argumentos, posiciones políticas, discrepancias sobre las que dialogar o asuntos en los que ceder en beneficio de todos; lo habitual será que para defender las propuestas propias se aireén las vergü̈enzas ajenas y que en lugar de reforzar los argumentos nos dediquemos a recordar constantemente qué dijo quién en qué momento. Siendo necesaria y exigible la coherencia, no puede ser éste el argumento esgrimido una y otra vez para defender una posición, o sí, cuando falta razón. La segunda cuestión que comprobamos es que ha nacido un nuevo concepto de representación y proporcionalidad. Nacen a partir de ahora los concejales de más o menos valor dependiendo del número de votos que te eligieron. Ya no vale que formes grupo político con un número determinado de concejales, tu representación y proporcionalidad estará en función del número de votos que tu partido obtuvo en las elecciones. Es algo así como si en el Congreso de los Diputados tuviesen que aplicar la proporcionalidad no por el número de escaños obtenidos sino por el número de votos obtenido por cada partido. No está mal, ¿eh? Esta rocambolesca interpretación de la ley se hace precisamente para obviar los argumentos, quizás porque quienes los plantean se dan cuenta inmediatamente de que son insuficientes. Parece evidente que un grupo de 6 concejales (mejor que no hablemos de votos, ¿verdad?), necesita a otros grupos políticos para sumar concejales (que no votos) y obtener la mayoría absoluta y una vez obtenido ese apoyo considera conveniente que éstos estén satisfechos con los recursos que se les asignan. Sobre todo, porque queda mucha legislatura por delante. ¿Qué hubiese ocurrido si los votos de InPar hubiesen sido más que, por ejemplo, los de VOX, formando los dos un grupo con dos concejales? ¿Se hubiesen asignado más recursos a InPar que a VOX? No, ¿verdad? Pues eso, las cosas cuanto más claras, mejor. Y comprobamos, por último, una cosa más en ese pleno extraordinario: ya no es necesario que tengas ninguna responsabilidad de gobierno para ser retribuido como concejal de gobierno. Otra interpretación torticera de la Ley, clarísima en este aspecto. Y de nuevo tergiversación de las razones hasta el punto de que tuvimos que escuchar cómo la señora Alcaldesa le daba las gracias públicamente al señor Vidosa por cobrar una asignación mayor que cualquier otro concejal sin responsabilidad como él. Indemnización, que no retribución, porque el señor Vidosa, al parecer, no puede hacer un paréntesis en su puesto de trabajo para dedicarse a Aranjuez. No porque él renuncie a ello en beneficio de la ciudad, como tuvimos que escuchar, sino porque le viene al pelo entre tanto aclara su situación profesional. Sí, entre unas cosas y otras, estamos realmente preocupados. Pero entendemos necesario, por pura cortesía y respeto, un mínimo de prudencia, de templanza incluso y, sin duda, de espera. Qué menos que cien días, cortesía y respeto no propios de la actual alcaldesa. Salgamos del inevitable foco que propicia la novedad y el verano y pongámonos en marcha. Continuemos abordando el día a día y los proyectos ya iniciados que son beneficiosos para Aranjuez y aportemos todo el potencial posible para avanzar en proyectos nuevos que la ciudad necesita. Iniciativa por Aranjuez se pone a ello, continuando con responsabilidad el trabajo iniciado hace cuatro años, desde la oposición y teniendo como único objetivo el bienestar de todos los ciudadanos de Aranjuez. Seremos contundentes, desde el respeto y con la solidez de los argumentos y el aval de nuestro trabajo y compromiso.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER