Publicado: vie, Jun 7th, 2019

Don Juan Carlos, figura de la corrida de San Fernando

Comparte
Tags

[ José Á. Rodríguez. MÁS ] El Rey Emérito Juan Carlos decidió cerrar el capítulo de sus obligaciones institucionales en la Real Plaza de Toros de Aranjuez presidiendo el festejo de San Fernando con tres figurones en el cartel: Morante de la Puebla, El Juli y José María Manzanares. La corrida, en homenaje a la condesa de Barcelona, María de las Mercedes de Borbón, tuvo el tinte añadido de la despedida representativa de la Corona en la figura de su hijo, a quien acompañaron en el palco las infantas Pilar y Elena, su hijo Felipe, y los hijos de Dª Pilar Fernando y Simoneta Gómez-Acebo. En un segundo plano estuvo el amigo íntimo del Rey, Manuel Piñera, compañero de tardes taurinas y en el tendido, su sobrina María Zurita, hija de la infanta Margarita. Santiago Abascal, Susanna Griso, Juan Ripollés y Nuria González fueron otros de los rostros conocidos entre el público. La familia del Rey almorzó en la residencia Jardines de Oñate del empresario Pedro Trapote y desde allí se desplazó al coso ribereño. A pie de la puerta principal, la comitiva regia fue recibida por la alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno, y por el empresario taurino Carlos Zúñiga, organizador del festejo. Posteriormente fue acomodada en el palco real, que lució un retrato de la madre del Rey y una vista antigua del Real Sitio. Entre los actos protocolarios en el antepalco destacaron la presentación de un azulejo conmemorativo, la entrega de obsequios institucionales por parte de la alcaldesa –un ejemplar del libro de José Ortiz, ‘Chele’, entre ellos- y la recepción al final de la corrida de la terna triunfante.

Dos puertas grandes

[ José Á. Rodríguez. MÁS ] Toros de Jandilla, escasos de presentación, cómodos de cuerna, nobles. 1º sin juego, 2º flojo, 4º de más peso y sin fuelle, 3º y 6º de mayor calidad, al último se le dio la vuelta al ruedo. Morante de la Puebla: Pinchazo, estocada desprendida y descabello (palmas) y estocada casi entera (oreja). El Juli: Pinchazo y estocada trasera (oreja) y pinchazo y estocada pasada (oreja). JM Manzanares: Estocada (dos orejas) y estocada delantera desprendida (dos orejas). Real Plaza de Aranjuez, 2 de junio. Lleno. Corrida-homenaje a Dª Mercedes de Borbón. Presidió el Rey Juan Carlos. José María Manzanares lidió el mejor lote de la tarde, destacando el juego del sexto, que suplió su feísima estampa córnea con su incansable y bonancible embestida. El alicantino fue bajando sus revoluciones mientras que el burel – de nombre Horroroso, claro- seguía a lo suyo. Otra estocada, de menor calidad, que proporcionó el segundo doble trofeo. Al tercero, bravito, le infirió todo el repertorio, que quedó deslucido por el contraste entre la planta-modelo del torero y la… bueno, figura del astado. El Juli, que lleva años enseñando a embestir a las sillas, le puso más voluntad que gusto y más técnica que emoción al flojo segundo y sólo alborotó con las zapopinas del quite. En el quinto, El Juli tiró por la calle del medio, templó fiel a su estilo y se hinchó a dar pases hasta que el animalito rindió plaza, bandera y cañones ante el aluvión muletero. A Morante le perpetraron el Concierto de Aranjuez de chiripa. Imagino que estaría previsto soplarlo viniera o no a cuento y allá que le tocaron en el cuarto, todo lo noble que Ud. quiera y todo lo tardón que Ud. quiera también. Afanoso, el de la Puebla sólo relució en una tanda de profundos derechazos, una trinchera y un pase de la firma. Del que abrió festejo, poco que rescatar. Las largas a una mano y algún cambio. Anodino todo a media altura. No apunté más.

Tomás Ruiz debutó en el palco

Tomás Ruiz debutó en el palco presidencial tras su nombramiento por la alcaldesa el pasado mes de enero. Difícil papeleta. Corrida de San Fernando, festejo regio, figurones en el cartel, tendidos repletos y la afición sitiada en un par de metros cuadrados. Con el semblante muy serio toda la tarde, correcto en la aplicación del Reglamento y consciente de su responsabilidad, a Tomás Ruiz sólo se le vio suspirar de alivio cuando El Juli y Manzanares viajaban a hombros de los capitalistas camino de la calle Almíbar. Entonces seguro que volvió a recordar a su amigo Julio Laguna.

Sobre el Autor

avatar

- Diseñador gráfico del Semanario MÁS.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER