Publicado: vie, May 10th, 2019

13 rosas rojas

Comparte
Tags

En la intimidad de una mañana soleada pero con cierto rubor a romper en calor primaveral. En voz baja, como quien esculpe el futuro recordando el pasado. En silencio, para respetar la jauría de la liberación de aquel 5 de mayo de 1945. Así celebró Aranjuez el homenaje a los 13 deportados ribereños al campo de concentración de Mauthausen. Entre familiares y amigos, entre gente que prefiere recordar para no olvidar que el hombre suele tropezar varias veces con la misma piedra. Hace muchos años de aquellas atrocidades, pero el corazón sigue encogiéndose, se arruga, se escurre entre los dedos de tantas almas rotas, de tantas vidas segadas sin amparo, sin luz, sin memoria. Miles de asesinatos, miles de víctimas españolas padecieron las miserias del fascismo. Vidas que sujetaron los muros de aquel campo austriaco; y entre tantas vidas, 13 de Aranjuez, simbolizadas con 13 rosas rojas que cada año lucen la fachada de un Ayuntamiento que les recuerda en una placa y en la memoria de pez de un país que nunca fue justo con ellos. Nunca les reconoció a todos aquellos españoles que resistiesen para que la libertad perdurase, para que triunfase la justicia, para que fracasase la injusticia. Es conveniente no olvidar para entender que la vida es una rueda, que la vida son ciclos que acaban girando hasta llegar al mismo punto de partida. La cultura de este siglo puede, y debe, impedir que la historia se repita pero no se debe frivolizar con algunas tendencias políticas, no es saludable. El Holocausto que algunos miembros de la extrema derecha niegan hoy en día sucedió por entender ciertas mentes perturbadas que la superioridad de su especie les permitía exterminar al que consideraron débil, inservible, al que pensaba de manera diferente. La democracia es el arma de la libertad, es el camino que allanaron aquellos españoles que sufrieron las cámaras de gas, los crematorios, las torturas, las vejaciones… un precio que pagaron para que hoy, sus descendientes, podamos disfrutar de la libertad de pensamiento, de la libertad de expresión. La ultraderecha renace en Europa y reverdece en España bajo un discurso que se acerca a la xenofobia, a la homofobia, al machismo. Un discurso que amenaza con callar voces, con recortar libertades. Y frente a ese discurso debe primar la democracia, la libertad, el entendimiento, el sosiego y también, por supuesto, las discrepancias políticas. Porque aquellos españoles también lucharon para que quienes tuviesen ideas diferentes pudiesen expresarlas, pudiesen defenderlas sin temor a ser reprimidos. La historia les debe un respeto, les debe un reconocimiento que, poco a poco, se va celebrando en muchas ciudades de toda España, de toda Europa. Y Aranjuez fue una de las primeras que decidió llevarlo a cabo, con el voto unánime de toda la Corporación a la propuesta del grupo socialista. Que no se apague la memoria de estas almas que, aún hoy día, siguen enseñándonos que el ser humano es libre, en gran parte, gracias a ellos.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER