Publicado: jue, Mar 14th, 2019

Quince años del 11M

Comparte
Tags

El 11 de marzo de 2004 se perpetró en España la mayor acción terrorista que el yihadismo había llevado a cabo en Europa hasta la fecha, una fecha que ha quedado grabada a fuego en el corazón de un país que hoy, quince años después, aún no ha podido cerrar aquella herida. 192 personas fueron asesinadas en aquellos atentados por Al Qaeda: 34 víctimas fallecieron en el tren en la estación de Atocha; 63 en el de la calle Téllez; 65 en el de la estación de El Pozo; 14 en el de la estación de Santa Eugenia y 16 en distintos hospitales madrileños, la última en 2014 tras diez años en coma. Además, 1.800 viajeros resultaron heridos. Lo que este país demostró aquel día fué el enorme sentido solidario ante un hecho de semejante magnitud. Fuerzas de seguridad, servicios de emergencia y ciudadanía respondieron con entereza ante una emergencia suprema que significó un antes y un después en la lucha contra un terrorismo que, hasta ese momento, este país no había sufrido de manera directa, un país que sí estaba, sin embargo y desgraciadamente, más acostumbrado a los crímenes de ETA. Los atentados se prodjeron tres días antes de celebrarse las Elecciones Generales, en las que el Partido Popular partía como gran favorito a mantenerse en el Gobierno de España. Sin embargo, la bajeza y la desvergüenza de aquel gobierno trató de otorgar la autoría de aquellos atentados al terrorismo de la banda vasca con el único fin de conservar la Moncloa. Varios medios de comunicación publicaron las sensaciones de algún miembro de aquel gobierno popular: “si ha sido ETA, barreremos en las Elecciones, si ha sido Al Qaeda, gobernará Zapatero”. Y así fue. Aznar había ido de la mano junto a Estados Unidos y Gran Bretaña hacia una guerra en Irak en contra de una gran mayoría de la poblción española que no aprobó aquel movimiento, una población que entendió que aquellos atentados fueron consecuencia de aquella decisión del presidente del Gobierno ante la existencia, según afirmaba, de armas de destrucción masiva, una afirmación que con el tiempo se descubrió que no era cierta. Dos horas después de perpetrarse los atentados, el ministro del Interior, Ángel Acebes, aseguró que “no había duda de la autoría de ETA”, una afirmación que costó el gobierno a los populares ante la evidencia de la investigación de que la autoría de los hechos venía de la mano del islamismo. Afortunadamente, y a pesar de la tristeza que aún hoy día nos produce aquel recuerdo, la política española cambió radicalmente en la lucha contra el terrorismo, firmándose un gran pacto de Estado. La imagen del pasado lunes, en la que se pudo ver en el acto a tres partidos diferentes portando la corona de flores en el homenaje -PSOE en el Gobierno, Partido Poular en la Comunidad y Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital- es la imagen que debe perdurar, la de la solidaridad y la del consenso en una lucha contra el terrorismo que no puede recorrer más que un camino.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER