Publicado: jue, Mar 14th, 2019

El río Tajo ha muerto

Comparte
Tags

[ Enrique Matrán González ] Consumado el “genocidio” perpetrado sistemáticamente durante décadas, inapelable decisión histórica de la sociedad ante unos y otros, es decir, de todos los diferentes gobiernos de España. Se ha recibido a lo largo del tiempo con una total indiferencia que haría sonrojar y morirse de vergüenza a todo el sistema solar, si eso fuera posible. Evocando a nuestros antepasados con su orgullo creativo el inmenso legado histórico de reyes, arquitectos, escultores, ingenieros y artistas, jardineros y ecologistas que diseñaron, planificaron y construyeron este emporio mundial de riqueza para los sentidos y la vida, este Aranjuez circunscrito en su inmensa belleza al río Tajo que fue elemento vital para su desarrollo y grandeza, queda hoy desgraciadamente un tanto deslavazado en su precioso conglomerado arquitectónico por la horrorosa visión de un río muerto que ofrece un aspecto dantesco. Desde mi humilde punto de vista y condición como ciudadano, permítaseme que extienda su certificación mortal acompañada de las exequias que debamos tributarle a este que fue un gran río y del que hay que lamentar su “sensible perdida”. Quiero rendir homenaje póstumo para recordar el bien querido y perdido en donde la fauna y la flora han quedado en algunos casos seriamente extinguidas. El líquido elemento bien fluvialmente succionado sin el menor rubor por los responsables que autorizaron estas barbaridades, bien pudieran haber hecho las cosas de otra manera. La política de altura del “dolce farniente” lleva en sus alforjas este inmenso pecado imperdonable ético, estético, moral y ecológico. La angustia y la preocupación expresada por la sociedad ante tamaña aberración, llegada hasta el límite de lo indecible, pero incansable pidiendo que se le escuche ha devenido en estéril, intentando a toda costa frenar este “holocausto ecológico” ya irreversible. Las palabras, utilizadas tantísimas veces como racionalidad, proporcionalidad, distribución y planificación equitativa para el bienestar social y económico no ha estado nunca presente en la mente de los poderosos, es decir, aquellos que deciden desde las más altas instancias del poder. En otro orden de cosas, llenarse la boca de recomendar y aplicar el respeto al medio físico manteniendo el espacio vital, ecológico y medioambiental queda empequeñecido ante la evidente y sonrojante respuesta de la realidad. Por tanto, la rocosidad inamovible de los distintos territorios y gobiernos democráticos, con pálpitos de “ordeno y mando” que han pasado olímpicamente de este gravísimo avatar, ha terminado. ¡YA NO HAY RÍO! Se ha conseguido ante la indiferencia y el desatino de los sucesivos gobiernos de España que han presidido y permitido unos trasvases que han desnaturalizado el orden creado, mimado y mejorado ese orden establecido. HAN PRIMADO LOS INTERESES DE LOS PODEROSOS. La “real politique” se impone y siempre comprobamos como el pez grande se come al pequeño. Desde la indignación ya solo nos queda contemplar el cuerpo sin vida del río Tajo. ARANJUEZ NACIÓ DEL TAJO, ¿MORIRÁ CON EL TAJO? R.I.P.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER