Publicado: vie, Mar 8th, 2019

Si ellas paran, el mundo se para

Comparte
Tags

Un 8 de marzo de 1857, un grupo de obreras textiles salió a las calles de Nueva York para protestar por las condiciones laborales en las que trabajaban. La precariedad, la desigualdad respecto al hombre y el patriarcado fueron motivos más que suficientes para que aquellas mujeres decidiesen parar. Hoy, 162 años después, y aún reconociendo que, afortunadamente, se ha avanzado en derechos, estamos en las mismas. Es significativo que la sociedad siga reivindicando el derecho a la igualdad tanto años después y que las mujeres de este país sigan reclamando honestidad y justicia y que lo hagan manifestándose y celebrando una huelga general que lo que evidencia es que si ellas paran, el mundo se para. La figura de la mujer se ha tornado imprescindible a lo largo de la historia y, sin embargo, nunca ha contado con el reconocimiento, sobre todo en cuestión de derechos, de la sociedad. Los partidos políticos abanderan el movimiento feminista dándose codazos -excepto Vox, que no se reconoce en esta ‘guerra’ desde la intolerancia y desde la desvergüenza política- y, sin embargo, ninguno de ellos presenta como candidata a las Elecciones Generales a una mujer, algo, cuanto menos, curioso. Al menos, en Aranjuez, la figura de la mujer asoma en el cartel electoral de PSOE, con Cristina Moreno, y en el del PP, con María José Martínez (aún por confirmar). Este dato pone en evidencia la dificultad de las mujeres por acceder a los cargos más representativos. Otro de los datos que sonrojan es, por poner un ejemplo, el del sistema judicial español. Las mujeres representan el 53% de la judicatura pero solo el 27% integra los órganos superiores. Solamente hay una presidenta entre los 17 Tribunales Superiores de Justicia Autonómicos, una figura que está, prácticamente, reservada a los hombres. El porcentaje de mujeres en los consejos de Dirección de empresas españolas que cotizan en bolsa no llega al 20%, hay 15 empresas del Mercado Continuo que no tienen a ninguna consejera y en 47 solo hay una mujer mientras que en el Ibex, el porcentaje es del 23,66%, muy por debajo de la media europea. Si a estos datos le añadimos la desigualdad salarial entre hombres y mujeres que desempeñan la misma labor, si acusamos que son ellas quienes, básicamente, se ocupan en un alto porcentaje del cuidado de hijos y personas con dependencia y si nos atenemos a los datos reflejados por violencia de género, no queda otro remedio que remar en la misma dirección para erradicar todas estas injusticias. Es hora de que todo el mundo se quite los complejos y es hora de que la sociedad le diga a partidos como Vox que no hay violencia doméstica, que lo que hay es violencia de género respecto a las mujeres, que el porcentaje de hombres maltratados no se acerca en lo más mínimo a lo que ellos promulgan y es hora de decirle a Pablo Casado, que los maltratadores no son “personas que no se están portando bien con ellas”, son maltratadores, sin tapujos. Solo de esta manera, apoyando paros como los convocados el día de hoy, solo reclamando justicia e igualdad y solo denunciando cada uno de los casos de violencia machista podrá este mundo echar a rodar de una manera más digna, más justa y más tolerante. Este semanario se suma a la reivindicación.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER