Publicado: mié, Dic 5th, 2018

El triunfo de la honestidad

Comparte
Tags

Casi una década después de la aparición del SIDA en el mundo como una enfermedad terminal de la que poco o casi nada se conocía, nació BASIDA, en 1989, como una organización sin ánimo de lucro cuya finalidad era, y es, afrontar un problema socio-sanitario que encendió las alarmas entre la población en aquella época. Afortunadamente, la enfermedad, hoy día, está mucho más controlada y la ciudadanía mucho más informada al respecto, entre otras cosas, gracias al trabajo de esta OGN ribereña que lleva décadas dando ejemplo con su trabajo, siempre voluntario, y su capacidad para normalizar situaciones que, para algunas personas, siempre provocaron rechazo. En 1990, BASIDA puso en marcha uno de los proyectos más importantes que, a nivel social y solidario, se han llevado a cabo en el municipio: la mayor Casa de Acogida para enfermos de SIDA de España, con una capacidad de 35 plazas, para poder ofrecer una atención multidisciplinar, personalizada, digna e integral a estas personas. BASIDA es una organización respetada y admirada no solo en Aranjuez. Su trabajo ha sobrepasado las fronteras del municipio y se ha extendido hacia otras localidades. En 1995, la Asociación puso en marcha una nueva Casa de Acogida en Manzanares (Ciudad Real) con 18 plazas; y en 1996 la Residencia Hospitalaria para enfermos terminales en Navahondilla (Ávila) con 28 plazas. Visitación Adán representa el espíritu de ‘La Casa’, siempre con la humildad por delante y con las ideas muy claras, para reivindicar sin reparar en esfuerzos. Ella y los integrantes que viven permanentemente en la casa, y también los voluntarios que colaboran de manera habitual con ellos, han hecho de la honestidad su bandera, proponiendo, trabajando en silencio. Y sin hacer ruido han conseguido que la sociedad ribereña les muestre todo el apoyo que merecen, aunque nunca será suficiente sin la conciencia de que una labor de este calibre necesita mucho más. En BASIDA han celebrado hace unos días el Día Mundial del SIDA, con el tradicional cocido madrileño que,c ada año, elaboran los miembors de la casa para sus invitados. También han inaugurado el Belén navideño que cada mes de diciembre luce en las instalaciones. porque en BASIDA no solo se realiza un trabajo sanitario, también se elaboran multitud de programas para integrar a quienes padecen la enfermedad, para ponerles en el foco de lo cotidiano y hacer que se sientan lo que nunca han dejado de ser: personas. En BASIDA no existe personal contratado, todo se hace a través del voluntariado y cuentan con la formación adecuada y las herramientas necesarias para poder desarrollar su labor. De hecho, la organización imparte un Programa de Formación de Voluntariado que lleva desarrollando desde hace más de veinte años, cuya acción formativa fundamental es la impartición de Cursos de Formación en Habilidades de Relación con Enfermos VIH/SIDA. En BASIDA tienen algo que ofrecernos sin pedirnos nada a cambio: el amor y el respeto por los seres humanos.

Sobre el Autor

avatar

- Diseñador gráfico del Semanario MÁS.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER