Publicado: vie, Nov 23rd, 2018

…y dos huevos duros

Comparte
Tags

Aranjuez Ahora vuelve a hacer un ejercicio de populismo con una de esas situaciones en las que dice qué es lo que hay que hacer pero no dice cómo. El grupo en la oposición “exige” un plan de fomento cultural, de ocio y deportivo que, si se acuna en el titular, resulta coherente y con un poso de futuro que cualquier grupo político exigiría para sí mismo en un próximo programa electoral. Sin embargo, la realidad vuelve a estar por encima de la ficción. La candidatura ciudadana centra su plan en cines, otra biblioteca y en el incremento del núcleo comercial y hostelero de la ciudad, que les parece poco al bajar de los 1.500 establecimientos dedicados a estos sectores en los últimos años. En cuestión del séptimo arte es evidente que la iniciativa debe ser privada ya que las arcas municipales impiden que se geste la idea de que el Ayuntamiento pueda poner en marcha unas salas de cine y, mucho menos, mantenerlas. Es cierto que en Aranjuez -ciudad cinematográfica por excelencia- la iniciativa privada dejó de apostar por este negocio. Tal vez porque aunque existía la posibilidad de llenar las salas que hubo en su día, por la razón que sea la gente dejó de asistir provocando la decaída del sector en el municipio. El alto coste en la inversión de este tipo de salas y el impacto económico que les precede hace inviable que, al menos de momento, la iniciativa privada vaya a centrar sus esfuerzos en apostar por un sector que no parece tener la suficiente demanda en el municipio. Sobre la puesta en marcha de otra biblioteca pública en el barrio de Agfa, algo a lo que se comprometió la Comunidad de Madrid en su día, habrá que esperar a que vaya llegando su turno. Si en acometer el arreglo de la Plaza Doctor González Bueno han tardado 7 años, podemos imaginar lo que tardarán en poner la primera línea del proyecto de esa biblioteca. Sobre el incremento del sector comercial y hostelero es evidente que todo depende de la capacidad económica de quién quiere promocionar un nuevo local. No parece muy acertado utilizar la palabra “exigir” a la puesta en marcha de este tipo de iniciativas privadas. El Ayuntamiento podría incentivar la iniciativa privada haciendo algún tipo de rebaja en las licencias, de hecho ya existe un organismo competente para ello, pero esto solo sería una mínima parte de lo que cuesta poner en marcha un nuevo local comercial o un establecimiento hostelero, y todo sin una sola garantía de que pueda tener un futuro que permita la subsistencia de quienes lo promuevan. La solución está en el empleo, afirman, y no les falta razón pero de confirmarse la puesta en marcha del Centro Logístico, algo que parece ya muy cercano al existir tres ofertas que deben ser validadas en las próximas semana para comenzar la licitación, el futuro del empleo y la actividad económica en Aranjuez parece aclararse, y con un nuevo panorama fluirá la economía y, seguramente, también la iniciativa privada. Las cosas llevan su tiempo y el municipio ha estado años anclado en una espiral de negatividad que, por lo que parece, empieza a clarear.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER