Publicado: vie, Sep 21st, 2018

Una oportunidad perdida

Comparte
Tags

El pasado sábado, un centenar de personas se concentraron en la Plaza de la Constitución para reclamar el fin del trasvase Tajo-Segura y un poco más de atención y respeto a los municipios de la Vega respecto al río. Entre los asistentes estaban la Plataforma por la Defensa del Tajo en Aranjuez, asociaciones, vecinos, visitantes de Toledo y Talavera de la Reina y la Corporación municipal, todos los grupos políticos a excepción del Partido Popular que, una vez más, hizo ‘mutis por el foro’ y no asistió a la reivindicación. Los populares volvieron a perder una ocasión, y no es la única respecto al asunto del Tajo, para reafirmar su defensa del río que sí hace, por ejemplo, en las redes sociales. El problema del grupo liderado por María José Martínez es que entiende este asunto cono reivindicación política cuando no es así exactamente. Es evidente que existe un conflicto con intereses políticos pero que dejan al margen las siglas ya que, en realidad, se trata de una cuestión social. Y prueba de ello es que la alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno, es la primera que reivindica ante el Gobierno de Pedro Sánchez y ante la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que los atentados contra el Tajo deben terminar de manera definitiva, porque Aranjuez necesita su río para mantener el nivel de vida mínimo exigible. Nunca han sido ‘amigos’ en el PP ribereño de asomarse a las concentraciones y manifestaciones sobre el asunto del Tajo, un hecho que podría entenderse cuando quien gobernaba este país era Mariano Rajoy, por aquello de no molestar, aunque sí podrían haber tomado como ejemplo al alcalde de Talavera de la Reina, también del Partido Popular, que no se sonrojó al mostrarle a ‘su’ gobierno el desacuerdo por la política que estaba llevando a cabo con el asunto del agua. Los populares ribereños deben quitarse los complejos como sí hacen en otros asuntos sociales como, por ejemplo, en las concentraciones contra la violencia de género. El fin del trasvase no lo reclama ni la izquierda, ni la derecha, ni el centro político, lo reclama una ciudadanía que debe verse representada y reflejada en quienes más fuerza pueden hacer, los grupos políticos y eso es algo que sí parecen entender tanto en Acipa como en Ciudadanos, partidos más conservadores y cercanos en ideología a los populares. Dice el dicho que “no se puede estar en misa y repicando” aunque, en esta ocasión, el refrán se queda al margen de su propio significado y sí permite presidir la procesión de la patrona ribereña sin dejar de reivindicar, de manera incontestable, el fin de expolio que gobierno tras gobierno se lleva a cabo con el Tajo. La intolerancia, la falta de respecto, el no saber escuchar las muchas denuncias que realizan constantemente todos los municipios de la cuenca debe ser motivo más que suficiente para quitarse la sigla política de la solapa y defender, sin espacio para una sola grieta, los intereses de los vecinos que claman el fin del trasvase. Vecinos que, todo hay que decirlo, también deberían implicarse un poco más en la defensa de su río y clamar a quien quiera escuchar que “gobierne quien gobierne, el Tajo se defiende”.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER