Publicado: vie, Sep 14th, 2018

La educación, un derecho

Comparte
Tags

[ Héctor Anabitarte ] La educación, un derecho, así lo establece la Constitución en su artículo 27: “Todos tienen el derecho a la educación… La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales… La enseñanza básica es obligatoria y gratuita…”, hasta los 16 años. Esto significa superar los sucesivos recortes de los últimos años y además incrementar el presupuesto ya que antes de la llamada crisis se carecía de los recursos necesarios. La educación es un derecho, pero no se puede ejercer plenamente ese derecho constitucional si hay menores que no reciben la alimentación correcta ni se tiene la posibilidad de adquirir el material educativo que se exige. En Aranjuez el Programa Infantil Municipal de Libros de Texto se hizo cargo de las necesidades de 190 familias. Otro aspecto importante es desarrollar la conciliación laboral y familiar, para que los niños no queden abandonados, no todos tienen abuelas y abuelos. El derecho a la educación incluye que no haya obras durante el curso en los colegios y los educantes y docentes trabajen con una temperatura adecuada. Además es necesario establecer que las vacunas sean obligatorias como en otros países. Protegen no solo a los vacunados, también a su entorno. En el ámbito educativo es importante prestigiar la ciencia y en eso las asociaciones de madres y padres deberían intervenir. La educación necesita más recursos, más docentes, porque la actualidad es cada vez más compleja: a destacar la violencia entre los menores, impulsada por el mal uso de las redes sociales. Resulta importante concretar la Ley de Violencia en la Infancia. El análisis del machismo, la xenofobia, la homofobía, tiene que estar presente en las aulas: de allí la importancia de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, dando especial importancia a la salud y a la sexualidad, asignatura pendiente. Y no conviene olvidar el peso de las mochilas, excesivo e innecesario muchas veces. La escuela es el territorio donde en los primeros años de vida se toma contactos con otros que de lo contrario serían desconocidos, se aprende a convivir, se desarrolla la cohesión social. Y no basta con saber quienes fueron los reyes godos -basta con recurrir a internet si se tienen dudas- hay que acercarse asimismo la realidad más cercana, a la historia de la ciudad en la que se vive: Aranjuez tiene una rica historia que muchos menores y jóvenes desconocen, aunque se están haciendo esfuerzos en este sentido. O, peor aún, reciben una visión distorsionada, equivocada, falsa y ‘folklórica’. El ejemplo más destacable es la celebración del Motín de Aranjuez. Desgraciadamente, desde hace 37 años, se festeja por todo lo alto un golpe de Estado que tuvo graves consecuencias en la Historia de España: “inauguró la era de los pronunciamientos” (Villaurrutia). También los niños y jóvenes arancetanos deben saber qué significa para ellos/as el Río Tajo: sin ese río Aranjuez sería un desierto y a ningún rey le hubiera interesado crear aquí un Real Sitio. La educación de las nuevas generaciones, por supuesto, es un asunto de Estado. ¿De qué futuro se habla si no se educa en algo tan necesario como reciclar, en evitar que el cambio climático siga haciendo estragos? Un ejemplo evidente, el paisaje que queda después del “botellón”: no se usan las papeleras y contenedores -estos suelen arder con demasiada frecuencia-. Las nuevas generaciones, si no se remedia, van a heredar un planeta en frágil equilibrio. Finalmente, un tema de muchas actualidad. Hace unos días Francia decidió que no se pueda llevar móviles ni ninguna tecnología que pueda distraer a los alumnos en la escuela. Y no hay consenso: ¿ante una emergencia qué hacer?, preguntan los padres compradores de móviles. El colegio podría tener una lista de teléfonos para comunicarse con los adultos y viceversa; sería bastante sencillo. También se dice que las nuevas tecnologías (ya no son tan nuevas) ayudan en las tareas de aprendizaje, son un instrumento importante. El problema es el uso de las mismas. La Policía Nacional imparte charlas sobre drogas y sobre estas nuevas adicciones en los colegios. Ya se habla de adicción, como el alcohol. El Instituto Nacional de Estadística, informa que uno de cada tres niños y niñas de 10 años de edad tiene móvil. En el caso de los de 13, el 78,4% y entre los de 15, el 90%. Se está ante una costumbre, que puede considerarse compulsiva, de enorme trascendencia. Con prohibir no sería suficiente, habría que dialogar, pactar, sobre su uso y no sólo en el ámbito educativo. Algunos menores ya están siendo tratados por profesionales de la salud mental. No pocos adultos tienen esta adicción y los menores aprenden de lo que ven y de lo que imaginan. Hoy ser docente es todo un desafío.

Sobre el Autor

avatar

- Sindicalista, periodista, escritor y activista social. Vive en Aranjuez desde 2001. Es autor de varios libros y ensayos. Como periodista ha desarrollado su labor en Buenos Aires, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Aranjuez. Participa activamente en la asociación de inmigrantes Hombro con Hombro.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER