Publicado: vie, Jun 22nd, 2018

El Padre Ángel, amotinado en mayúsculas

Comparte
Tags

El Gobierno municipal ya ha elegido Amotinado Mayor 2018 para las próximas fiestas del Motín, que se celebrarán en el mes de septiembre. El Ejecutivo del PSOE, en coalición con Iniciativa por Aranjuez, se ha decidido por ‘Mensajeros de la Paz’, organización liderada por el Padre Ángel, un nombre que ya puso sobre la mesa Aranjuez Ahora en la pasada edición, por lo que se supone que esta propuesta será aprobada en pleno por la mayoría de grupos la próxima semana. El Partido Popular ha propuesto publicamente a la Policia Nacional, que celebra su 40 aniversario. Sin desmerecer, en absoluto, los méritos de las fuerzas de seguridad, el trabajo encomiable de esta organización sin ánimo de lucro es, sencillamente, una lección de vida y solidaridad al alcance de muy pocos. El nombramiento del Amotinado Mayor siempre ha pretendido, en la mayoría de los casos, distinguir figuras que han realizado una labor social, humanitaria y de solidaridad. Nombres como Médicos sin Fronteras, José Luis Sampedro, los Padres de la Constitución, María Luisa, Integrandes o Proactiva Open Arms, entre muchos otros, así lo certifica y, en esta ocasión, el Padre Ángel, representando a ‘Mensajeros de la Paz’ es una elección acertada. Este asturiano nacido en 1937 fundó una organización que recibió, entre otros, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994. El Padre Ángel lleva más de medio siglo sirviendo a los más olvidados, a los más indefensos, a los más vulnerables. La organización que fundó en 1962 está presente en más de cincuenta países de todo el mundo, donde atienden a niños y jóvenes, discapacitados y mujeres, drogodependientes y personas mayores, trabajando, además, por el desarrollo de lugares que han sufrido desastres naturales o humanos. El objetivo de ‘Mensajeros de la Paz’ es mejorar el nivel de vida de personas en riesgos de exclusión social y para ello no ahorran ningún esfuerzo. Son miebros, además, de la Unión Internacional de Protección de la Infancia y a lo largo de su existencia han creado multitud de hogares funcionales donde acogen a niños y jóvenes que no disponen de un ambiente familiar o se encuentran en situación de abandono, proporcionándoles el medio más parecido al de una familia, en el que desarrollan su vida y su formación integral. Ángel García Rodríguez no necesita distinciones, más bien necesita recursos para poder seguir desempeñando una labor que merece el reconocimiento de toda la sociedad. Sin embargo, de ley es que el pueblo de Aranjuez valore y ponga el foco del reconocimiento en una figura que siempre ha vivido por y para los más desfavorecidos, que centra su preocupación en los problemas de la infancia pero también en las mujeres víctimas de violencia de género, en los discapacitados físicos y psíquicos y en las personas mayores que viven en soledad, abandono o indigencia. El Real Sitio aplaudirá su labor y él, con la humildad bajo el brazo, regresará para seguir poniendo en valor la figura del ser humano.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER