Publicado: vie, Jun 22nd, 2018

El ‘Aquario’ a la deriva y la dignidad europea

Comparte
Tags

[ Héctor Anabitarte ] La dignidad europea viajó en un pequeño barco, el ‘Aquario’, fletado por Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, ONGs empeñadas en que se respeten los derechos humanos fundamentales, el principal, el derecho a la vida. En el ‘Aquario’ había 629 seres humanos desesperados y abandonados, a la deriva en el Mediterráneo, el Mare Nostrum, huyendo de la violencia, del hambre, de las guerras. La respuesta del Gobierno italiano -y el maltés- fue cerrar sus puertos. Italia -y Malta-, paradójicamente, también se sienten abandonados por la Unión Europea que mira para otro lado y considera que la inmigración es un problema de Italia, de Grecia, de España y poco más. El nuevo Gobierno español, no quiso ser cómplice de tanta crueldad y decidió acoger el barco, sabiendo que provocaría críticas mezquinas, pero lo que provocó, además, fue una ola de solidaridad. La mejor España se movilizó, se hizo presente. Cruz Roja, como es habitual, movilizó todos sus recursos humanos y materiales. Toda Europa se conmovió, después de años y miles de muertos. Como dijo el ministro Borrell lo del ‘Aquario’ es una medida “simbólica y concreta” puntual. La diáspora provocada por las guerras, por la desaparición de lo que entendemos como países -Libia, por ejemplo-, por la violencia extrema que provoca éxodos masivos, miseria, enfermedades, hambrunas, exige una política, una estrategia, asumir en qué mundo vivimos. España sufre un importante problema demográfico, 629 vecinas y vecinos más, en términos númericos, son una insignificancia. Conviene recordar que el estado español se comprometió acoger a 18.000 personas y en tres años sólo acogió unas 2.000. Y no sólo España no cumplió: en la UE sólo lo hicieron Alemania y Suecia. Es necesario que el ‘Aquario’ pueda volver al Mediterráneo lo antes posible, quedan en esas aguas pocos barcos de las ONGs; las autoridades hacen lo posible para que se vayan. La ONG de Badalona ‘Open Arms’ fue atacada por patrulleras libias financiadas por Italia. Esta es una oportunidad para desmantelar los CIEs (¿Centros de Internación o Campos de concentración?. Si algún extranjero ha cometido un delito lo correcto es que ingrese en una prisión. En los CIEs se detiene a personas que no han cometido ningún delito, en todo caso, irregularidades administrativas. En Europa se ha pasado de los trenes de la muerte, a las pateras de la muerte. Finalmente, llama la atención los menores que han viajado solos en el ‘Aquario’: unos cien. Se trata de sobrevivientes, algunos huyeron sin que sus padres lo supieran, otros fueron enviados por ellos. Acorralados por el hambre, las bombas, viendo como violaban a sus madres, hermanas, o amenazados por la posibilidad de convertirlos en “niños soldados”, lo más sensato -aunque sea también lo más doloroso- para muchas familias, era ponerlos a resguardo, enviarlos al mar, creyendo, ingenuamente, que en Europa -“Tierra de libertad”- serían bien acogidos…

Sobre el Autor

avatar

- Sindicalista, periodista, escritor y activista social. Vive en Aranjuez desde 2001. Es autor de varios libros y ensayos. Como periodista ha desarrollado su labor en Buenos Aires, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Aranjuez. Participa activamente en la asociación de inmigrantes Hombro con Hombro.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER