Publicado: vie, Jun 15th, 2018

Confundir el término “privatización”

Comparte
Tags

La pasada semana, el grupo municipal de Acipa acusó al Gobierno municipal de “privatizar” el suministro de productos químicos y otros materiales, alquiler de limpiafondos y servicio de analíticas para el mantenimiento de las piscinas municipales. El grupo en la oposición, en consecuencia, denunció que el Gobierno formado por PSOE e InPar “presumían” de realizar una política de gestión pública cuando relamente no lo era. Conviene ser muy escrupuloso, cuando se hacen este tipo de afirmaciones, de respetar bien el matiz porque de lo contrario se puede estar “confundiendo”, bien por desconocimiento o por estrategia política, a la opinión pública. Privatizar es que un servicio público, o parte de él, pase a ser prestado por una empresa privada con el que va a obtener un beneficio económico. Los ejemplos más palpables en nuestro municipio son el caso del servicio de limpieza viaria y retirada de residuos, que pasó a gestión privada hace años -y que desde ese momento el Ayuntamiento de Aranjuez paga por un servicio para el que antes disponía de plantilla municipal- y el de la CIudad Deportiva de Las Olivas, recientemente remunicipalizada. Si aquellas privatiaciones fueron buenas o no solo depende del coste que suponía para el consistorio la plantilla en relación al coste que supone pagar por esos servicios. Dice Acipa que es una lástima que no haya personal en la plantilla municipal que se pueda encargar de realizar los pedidos y hacer las analíticas. Evidentemente un Ayuntamiento no puede contar con todo tipo de profesionales ni de material que permita, en este caso, realizar las analíticas que precisan las piscinas municipales. Como tampoco el Ayuntamiento cuenta con una parcela de arbolado ni con las herramientas necesarias para fabricar papel sin que haya la necesidad de comprarlo fuera y no por ello se habla de que los servicios administrativos han sido privatizados. Un ayuntamiento tiene que acudir al mercado, en algunas ocasiones, para poder ofrecer un servicio público de calidad, pero de ahí a privatizar el servicio va un mundo. Si la situación hubiese sido la venta de la gestión de las piscinas municipales para que una empresa privada las explote poniendo los precios que considere oportunos sí estaríamos hablando de un caso evidente de privatización, pero contratar el suministro de productos químicos y la analítica de las piscinas poco o nada tiene que ver con la gestión de los servicios públicos de forma privada. Esto es algo que la formación independiente, después de tantos años en política, debería saber sin la necesidad de realizar afirmaciones que en poco -o nada- se parecen a la realidad. Una privatización de un servicio público va a disminuir siempre la influencia del gobierno, en este caso municipal, en ese servicio, que va a pasar a manos de agentes privados o empresas que van a gestionar lo que antes gestionaba ese gobierno municipal y, desde luego, nada tiene que ver con la acusación de la formación independiente.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER