Publicado: vie, Jun 8th, 2018

No le pidan peras al olmo

Comparte
Tags

Pasaron las Fiestas de San Fernando y los grupos políticos se apresuran a hacer su particular valoración, con puntos de vista muy diferentes y de diversas intenciones. Se empeñan en darle una especial relevancia a unos días que, históricamente, han servido para que los ciudadanos disfruten de actividades que a lo largo del año están dispersas y que durante los festejos se concentran para acumularse en un programa que, no nos engañemos, no pude diferenciarse en muchos aspectos año tras año, porque los recursos económicos son los que son. El caché de los artistas se ha multiplicado y las posibilidades de traer a un Manu Chao, un Serrat, unos Ronaldos o un Miguel Bosé han disminuido. De lo que se trata, en definitiva, es de que los vecinos se organicen como quieran sus fiestas acudiendo a lo que más les guste, sin detenerse a analizar cada una de las actividades, porque no están en esas lides. Lo importante es que la gente salga a la calle a degustar unos días que, por otra parte, suelen ser una parte importante de dinamización económica. Y tampoco nos engañemos, la gente sale y disfruta sea cual sea el Gobierno en cada momento y dependiendo de las posibilidades económicas de cada uno. Los grupos más críticos apelan a la participación de los vecinos, como si en la gran mayoría de actividades no fuesen partícipes. Incluso en Aranjuez Ahora predican un modelo que parece salir de los albores de la imaginación, poniendo como ejemplo las fiestas alternativas organizadas por algunos colectivos y que deben ser el modelo, afirman, de lo que deben ser unas fiestas locales. Sin embargo, estas fiestas populares que pretendían ser alternativas poco o nada se han diferenciado de las organizadas por el Ayuntamiento en el mismo lugar, el Pozo de las Nieves, un día después. Las actividades infantiles estuvieron presentes en ambas celebraciones, la comida ‘popular’, también, una con paella y la otra con concurso de guisos. Tampoco faltaron las actuaciones musicales en ambas, de varios grupos en las fiestas populares alternativas y del Festival de Música Joven en las organizadas por el Ayuntamiento. Entonces, ¿dónde está la diferencia, la capacidad de sorpresa y la supuesta participación de los vecinos que no estuviese presente en las organizadas desde la institución? Tal vez en la batalla de pistolas de agua. Se puede estar de acuerdo o no con la organización de cada evento, si las actuaciones elegidas son de gusto variado, si la seguridad ha sido la adecuada o si en la corrida de toros se ha acertado con los principales protagonistas, pero no le pidan peras al olmo porque Aranjuez no está, como hace años, para gastar el capital necesario para organizar unos festejos como si sobrasen los dineros. En estos casos, cada vecino tendrá su particular punto de vista y, dependiendo de su estado de ánimo, habrá disfrutado en mayor o menor medida de unas fiestas que, eso sí, han estado marcadas por la lluvia.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER