Publicado: Vie, May 18th, 2018

Acipa pide conciertos de pago

Comparte
Tags

Acipa ha expresado esta semana sus prioridades sobre cómo deberían ser las fiestas locales de Aranjuez, las de San Fernando y las del Motín. Afirma la candidatura independiente que los conciertos de artistas reconocidos deberían ser de pago y en la plaza de toros para dejar los espacios abiertos para que los artistas de la localidad puedan expresar su talento. Lo que viene a decir Acipa es que los vecinos que no puedan permitirse ver una actuación de Jarabe de Palo o de Marta Sánchez, por poner los ejemplos más próximos, pues que disfruten de los artistas locales, que los hay y muy buenos, por supuesto. También podría interpretarse en estas afirmaciones que quienes sí puedan permitirse acudir a estos conciertos de pago reincidan en el mismo ya que las fiestas locales se sustentan con el erario público, es decir, en gran parte con los impuestos de los ciudadanos, por lo que si ya se pagan estos conciertos con las aportaciones a la Hacienda local, ¿por qué deben los vecinos pagarlos otra vez? Por supuesto que los conciertos de pago serán bienvenidos siempre, pero no dentro de unas fiestas patronales o locales. Estos conciertos de primeras figuras, como en la mayoría de los lugares donde se celebran, vienen de la mano de promotores o, incluso, de algunas administraciones locales que pueden garantizar con certeza que la venta de entradas va a suponer que el Ayuntamiento no tenga ningún coste adicional. Porque lo que obvian en Acipa es que los conciertos de grandes artistas suponen un gasto extra para la administración, porque la mayoría no ofrece sus servicios a cambio de la taquilla; pide una infraestructura mínima y, además, un porcentaje de esa taquilla taquilla aparte de utilizar un espacio público, que no es poco. También se cuestiona Acipa que los gastos en las fiestas locales vayan a reportar algún ingreso a las arcas municipales pero olvida el grupo en la oposición que las fiestas de San Fernando o las del Motín no son ninguna inversión sino un gasto que asumen los ayuntamientos para el disfrute de sus vecinos, generalmente dos veces al año. Si hay algún tipo de repercusión económica, ésta debe ir para la propia vida cotidiana de la ciudad, lo que viene a llamarse coloquialmente ‘mover el dinero’. Si el Ayuntamiento esperase algún tipo de compensación económica por la celebración de las fiestas, las mismas dejarían de tener un sabor popular para convertirse en un círculo capitalista del que solo podrían disfrutar los más pudientes. Los gobiernos de Aranjuez siempre han promovido la participación de los grupos y artistas locales, sobre todo en los últimos años, y éstos siempre tendrán un lugar para poder mostrar todo lo que llevan dentro, como en el festival de Música Joven o con actuaciones, en fiestas recientes, como las de Daniel Rovalher o Rocío Rivera. Cuando se pretende iniciar la campaña electoral tan pronto -a un año aún de las próximas elecciones- se corre el riesgo de, por tratar de obtener ciertos réditos, equivocarse y arremeter contra los intereses de los vecinos que, a buen seguro, seguirán prefiriendo que las fiestas, si se celebran, tengan carácter popular y gratuito, que para eso ya lo pagan a lo largo del año.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER