Publicado: vie, Mar 23rd, 2018

El agua sucia no se puede lavar

Comparte
Tags

[ Pilar Esquinas ] El 22 de marzo de 2018 se conmemoró el Día Mundial del Agua, cuya propuesta de celebración se remonta a la Conferencia de las Naciones Unidas, para el Medio Ambiente y el Desarrollo efectuada en Río de Janeiro -Brasil del 3 al 14 de junio del año 1992 y a su ratificación por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1992-. Este año, he tenido la oportunidad de colaborar con la Asociación Cultural Hontanar de Segovia, organizando varias actividades: dos Conferencias, una Exposición y la Visita a la Cacera Histórica de San Lorenzo de Segovia. Desde esta organización se pretende, con estas jornadas, hacer llegar a la ciudadanía diferentes visiones sobre la importancia de este recurso y la responsabilidad compartida que se tiene en el uso, la gestión y la preservación del agua en Segovia como un bien común que debe ser inclusivo haciendo partícipe a todos: desde el campo, pasando por la ciudad o en las industrias. Pero fundamentalmente, lo que se pretende es abrir el debate entre los asistentes haciéndoles entender que las privatizaciones llegan para despojarnos del agua de todos, y para ponerlas en manos de unos pocos que van a controlar las concesiones otorgadas por una administración, que está siempre bajo la sombra de la falta de transparencia, el nepotismo y la corrupción… Por esto, la defensa del los derechos históricos de uso del agua, es fundamental frente la oleada de extinciones y cancelaciones de concesiones por parte de las administraciones para entregarlas a nuevos “concesionarios” de dudosa procedencia. Pero si nos mantenemos indiferentes y acobardados, seremos responsables del nuevo espolio y de la sed que ya sufren muchos pobres de la tierra. Sabemos que el campo está cada vez más abandonado y no hay cambio generacional, debido a que la gente joven ha tenido que emigrar buscando un futuro mejor. Y hay días en que nos duele todo, no solamente el corazón por el olvido y la soledad de nuestros pueblos cada vez más vacíos. No solamente las memorias que nos llegan a lastimar y las luchas fracasadas o las victorias ganadas en cada tramo de la vida, también nos duele cuando se trata de tener dignidad al no poder acceder a un expediente administrativo cuando se solicita, o al no recibir respuesta a esa queja que tramitas ante los organismos competentes, o al no ser escuchados en un pleno municipal de nuestro pueblo cuando tratamos de hacer valer nuestros derechos democráticos. Todos sabemos que la “famosa crisis” y sus recortes está siendo utilizada para justificar estos atropellos y que las economías municipales han recurrido a otorgar sus contratos de gestión de los servicios de agua a empresas, que estamos cansados de verlas inmersas en infinidad de noticias vinculados a prácticas poco éticas e incluso ilegales. Estamos cansados de ver como aumentan el porcentaje que nos cobran a las poblaciones por estos servicios para hacer rentable su inversión. La experiencia está demostrando que las privatizaciones generan opacidad, ausencia de rendición de cuentas, conduce al incremento del precio del agua sin que esto se traduzca en una mejora del servicio, ni en una inversión adecuada en la renovación de las infraestructuras, evitando con ello la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones. Querido lector, quiero poder seguir contando con tu interés y con tus ganas de luchar por tener un agua de calidad, humana y solidaria. Quiero que salga de tu boca y de tu corazón ¡El agua no es una mercancía, es un derecho humano! Mi lucha y la tuya son una misma. Gracias por tu atención.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER