Publicado: vie, Mar 2nd, 2018

Los lunes y al sol, aunque llueva

Comparte
Tags

[ Héctor Anabitarte ]  Los pensionistas han salido a las calles, pacíficamente pero cabreados, y ellos sí rodearon el Congreso de los Diputados, en donde reside la soberanía de la ciudadanía, su casa, porque son unas nueve millones de personas. Se les ofende, desde el Gobierno de Rajoy se les dice que a pesar de la crisis se les ha protegido, se quejan de vicio, es evidente. Millones de personas perdieron su empleo, un tercio de la población está excluida, vive en la pobreza con pocas espectativas de mejorar su situación. Pero los pensionistas no dejaron de cobrar y según parece, después de trabajar toda su vida, deberían estar agradecidos. Si la crisis no fue más devastadora se debe a que los pensionistas se hicieron cargo de hijos y de nietos, y repartieron, generosamente, sus escasos euros, mientras asistían como el Gobierno saqueaba la hucha de las pensiones. Ante tanta estafa han salido a las calles, una pancarta podría decir Pensionistas del Mundo Uníos, un fantasma que recorrió Europa en el siglo XIX, provocó que por primera vez hubiera pensiones, en Alemania, iniciativa del canciller Bismarck, en 1889, pero fijó la edad de jubilación en 70 años, cuando la esperanza de vida era de 35 años para los hombres y 38 para las mujeres, toda una estafa. El 0,25 ofende y ofende esa carta que todas y todos reciben en sus domicilios, cuesta más esa carta que el aumento, unas monedas. Y el Gobierno afirma que casi no hay inflación. Luz, gas, agua, teléfono, copagos, seguros, posiblemente alquiler, alimentos, mucho más que ese miserable 0,25. Y cuando se enteran de que han sido protegidos se sienten tratados como si fueran estúpidos. Otro engaño como el de Bismarck. Gracias al Estado del Bienestar hoy la mayoría de los mayores saben leer y escribir, y no poco utilizan internet. Engañarlos es más difícil. Han salido a la calle, y las personas de mediana edad y los jóvenes tienen que tomar nota que ellos también deben salir a la calle. Si esto no cambia cuando sean mayores estarán solos, y no están en condiciones de recurrir a las pensiones privadas, brindis al sol, y eso de ahorrar también se trata de una broma de mal gusto. El Fondo Monetario Internacional, hace un tiempo, alertó que eso de vivir más tiempo no es bueno. Un ministro japonés fue más sincero: pidió que los mayores no se empeñaran en vivir más, que la sociedad no podía soportarlo. Es evidente que este sistema está diseñado sólo para las personas que producen y siempre y cuando que acepten percibir cada vez menos salarios y renunciando a derechos laborales. A todo esto, los ricos son cada vez más ricos y los Paraísos Fiscales está colapsados, hay lista de espera.  Los lunes y al sol, aunque llueva. En Aranjuez, desde hace unos lunes en la Plaza de la Constitución, a las doce, los pensionistas se reunen y se han organizando formando una Plataforma reivindicativa y han participado en la manifestación en Madrid, rodeando el Congreso de los Diputados. Docenas de personas debaten, concretan iniciatiativas, se ponen en contacto con pensionistas de la región. No sólo no se resignan, piensan que la situación puede cambiar. No pocos de estos activistas cuentan con la experiencia de cuando en España gobernaba una dictadura.

Sobre el Autor

avatar

- Sindicalista, periodista, escritor y activista social. Vive en Aranjuez desde 2001. Es autor de varios libros y ensayos. Como periodista ha desarrollado su labor en Buenos Aires, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Aranjuez. Participa activamente en la asociación de inmigrantes Hombro con Hombro.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER