Publicado: vie, Dic 22nd, 2017

Un bagaje para 2017

Comparte
Tags

Se agota 2017 a la velocidad del vértigo a la que el ciudadano de a pie se ha acabado por acostumbrar. Nos deja este año una senda de continuidad que alarga las jornadas laborales y obliga a un mayor esfuerzo para las familias que deben estirar su salario para llegar a fin de mes. El paro se estanca y los problemas de los ciudadanos se automatizan para asentar las preocupaciones de los ribereños que, año tras año, siguen siendo las mismas. Se siguen reivindicando mejoras en la red de Cercanías que afecta a los miles de ciudadanos de Aranjuez que tienen que trasladarse fuera de la ciudad, bien para trabajar, bien para estudiar. Se sigue ahogando el río Tajo al que ya no hay bayeta capaz de sacarle una gota de agua y se confirma la arrogancia de un Patrimonio Nacional que parece pasar por el Real Sitio de puntillas, sin implicarse lo más mínimo en promocionar la ciudad y con pocas ganas de invertir en una reestructuración patrimonial que viene pidiendo a gritos más compromiso de la institución. Se sigue esperando al Plan PRISMA, desde la legislatura 2008-11, que obliga a la Comunidad de Madrid a costear inversiones que necesita esta ciudad, una ciudad que este año ha sido castigada con sentencias llegadas de otras décadas y otras legislaturas que obligan a cumplimientos a los que el Ayuntamiento debe responder haciendo encaje de bolillos. El año político sí ha dejado cambios importantes tras dos años de disputas, reproches y diretes que han propiciado acaloradas discusiones entre fuerzas políticas, nada nuevo por otra parte. El Gobierno municipal ha conseguido, por fin, aprobar unos presupuestos y un Plan de Viabilidad que llevaba buscando desde el inicio de la legislatura. Un acuerdo de estabilidad entre PSOE, InPar, Aranjuez Ahora y la concejala no adscrita, Mónica García, que ha permitido a quienes gestionan esta ciudad poner las bases de unas políticas razonadas en su programa electoral que, ahora sí, podrán poner sobre la mesa para que la ciudadanía otorgue su veredicto en las próximas elecciones sin posibilidad de poner excusas. Sin embargo, esa estabilidad se desestabiliza desde la candidatura ciudadana que, lejos de mostrar convencimiento sobre el acuerdo firmado proclama con luz y taquígrafos que el mismo vino impuesto desde quienes gestionan las CUP (Podemos). Tan desafinados andan en Aranjuez Ahora que una de sus ediles, Maribel Peralta, se desmarca de las opiniones de sus compañeros y su portavoz, que viene del sindicalismo, denomina “sobresueldos” a lo que en el convenio colectivo viene estipulado como “pluses de productividad”. En fin, que parece que el 2018 traerá aún más cambios políticos que atisban a un gobierno de coalición entre PSOE e InPar, un oasis que a principio de legislatura parecía poco menos que imposible. Nosotros, querido lector, mientras tanto le deseamos Feliz Navidad y Feliz Año nuevo.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER