Publicado: Vie, Nov 24th, 2017

Enarbolar la bandera del populismo

Comparte
Tags

Aranjuez Ahora denunció la pasada semana que los centros educativos ribereños padecen problemas endémicos de consideración. Centraban su argumento, básicamente, en la falta de calefacción en el Colegio Carlos III y en la Escuela Infantil Jardines de Aranjuez, de gestión directa de la Comunidad de Madrid, en la que el Ayuntamiento no tiene ninguna competencia. El problema, minúsculo, en la escuela infantil se debió a la avería de la caldera, una incidencia subsanada de manera breve y que la pasada semana ya estaba en funcionamiento. El asunto en el colegio Carlos III se ha debido a un cambio en el sistema de calefacción y la consiguiente instalación de gas natural. El problema brotó cuando se intentó formalizar el nuevo contrato y la suministradora de gas natural se negó debido a la deuda que el Ayuntamiento mantenía con ellos. En el anterior presupuesto no había partida para afrontar dicha deuda por lo que la aprobación de la extrajudicial y, posteriormente, de los presupuestos para 2017 han subsanado ese problema y el contrato ya se ha firmado. La empresa se comprometió a la puesta en marcha del nuevo servicio esta misma semana. Sin embargo, la dirección del centro ha desmentido las afirmaciones de Aranjuez Ahora asegurando que durante este periodo tanto en las clases como en el comedor se han instalado calefactores para asegurar el bienestar climático de los niños. Sorprende, en este asunto, que la candidatura ciudadana se rasgue las vestiduras sobre un tema del que tenía pleno conocimiento -y sabía que estaba subsanado- y se apresure a afirmar que los niños hayan estado sin calefacción cuando estaban informados de, precisamente, lo contrario, y por partida doble. La concejala de Aranjuez Ahora, Pamela Casarrubios, es miembro de la dirección del AMPA del Carlos III, dos cargos de dudosa compatibilidad cuando se traspasa la barrera de la defensa del ciudadano y se pretende buscar, como en este caso, un rédito político con un argumento que se cae por su propio peso. Casarrubios conocía, tanto por parte de la delegación de Educación del Ayuntamiento como de la propia dirección del centro que el problema estaba subsanado y que los niños habían disfrutado de calefactores desde el pasado 6 de noviembre, fecha en la que comenzaron a bajar las temperaturas y, sin embargo, en Aranjuez Ahora han preferido enarbolarse en la bandera del populismo para subirse al altar de los defensores de las causas perdidas. Por otra parte, desde la candidatura ciudadana exigen la dotación de una partida presupuestaria “que garantice las inversiones necesarias en los centros”, algo muy lógico pero que sorprende al no hacer ni una semana que se han aprobado unos presupuestos de los que han formado parte activa y a los que han prestado el voto favorable. Además, durante el Pleno de la Corporación, el concejal de Hacienda, Luis Javier Benito, explicó que el dinero que se iba a ahorrar en salarios por las reducciones de concejales y cargos de confianza iria destinado, de manera íntegra, a los centros educativos de Aranjuez. A veces es saludable razonar y, sobre todo, refrescar la memoria porque puede jugar malas pasadas.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER