Publicado: Vie, May 19th, 2017

¿Y si pusieran un circo…?

Comparte
Tags

Patrimonio Nacional ha comunicado al Ayuntamiento de Aranjuez que no cederá la plaza de la Mariblanca, cuya fuente ha sido recientemente restaurada, para la celebración de los conciertos de las próximas fiestas de San Fernando. La institución nacional está en la obligación de proteger los bienes que les pertenecen y no es ninguna revelación afirmar que la plaza de San Antonio sufre cada vez que se celebran allí eventos de este tipo, pero lo que no puede hacer Patrimonio Nacional es informar de esta decisión con tan pocos días de antelación, porque cambiar el escenario y la infraestructura de unas fiestas patronales con tan poco margen de tiempo conlleva unas dificultades técnicas y un estudio previo de la zona que ahora ha de hacerse de manera prematura. No es discutible que la plaza de la Mariblanca, ateniéndonos a la protección del Patrimonio Histórico, no es el lugar más adecuado para la celebración de conciertos, pero eso es algo que Patrimonio Nacional debería conocer desde siempre y, sin embargo, ha esperado hasta el último momento para tomar una decisión que podría haber tomado, por ejemplo, después de las últimas fiestas del Motín, el pasado mes de septiembre, dejando margen de reacción y buscando alternativas consensuadas con el Ayuntamiento. También sorprende que se autorizase a la celebración de estos conciertos durante toda la legislatura del Partido Popular, en la que no importó si la plaza sufría más o sufría menos en lo que, a día de hoy, se podría interpretar como una decisión política. Insta Patrimonio Nacional a que se vuelva a recuperar el recinto ferial en el Raso de la Estrella sin haberse preocupado durante los últimos años en si la zona está lo suficientemente adecuada después de que ni la propia institución, propietaria de las calles, ni el anterior gobierno municipal hayan movido un solo dedo para su mantenimiento. Que el Ejecutivo de María José Martínez decidiese regresar a la Mariblanca no era obstáculo para dejar que por el sumidero se fuesen seis millones de euros de inversión; tampoco debería haberlo permitido Patrimonio, que avaló aquel proyecto aunque mirase para otro lado a la hora de rascarse los bolsillos. La alternativa, aunque de manera temporal, será trasladarse a la Plaza de Parejas, a la que Patrimonio Nacional no parece darle el mismo status que a la de la Mariblanca. Sin embargo, el futuro parece encaminarse hacia la recuperación del Raso de la Estrella, al menos esa es la intención del actual equipo de Gobierno, que deberá, llegado el caso y siempre que existan posibilidades económicas para el acondicionamiento, replantearse las fiestas, atendiendo también a lo que siempre se ha denominado como “fiestas en el pueblo” porque si la intención es trasladar la mayoría de las actividades ‘importantes’ hasta el recinto ferial, como se hizo en su momento, volverá a poner patas arriba a toda la hostelería y el comercio ribereños. ¿Y si pusieran un circo…?

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER