Publicado: Mie, Abr 12th, 2017

Un informe de la Comunidad encuentra brumas en la gestión del Hospital del Tajo

Comparte
Tags

La Intervención General de la Comunidad de Madrid ha encontrado numerosas irregularidades en la gestión sanitaria del Hospital del Tajo –realizada hasta junio de 2016 por la empresa pública Hospital del Tajo, dependiente de la Consejería de Sanidad– y además ha denunciado los impedimentos con los que se ha enfrentado para analizar si la gestión del centro cumple la ley. Intervención asegura en que en un informe de 2015 se detectaron “incidencias” en la documentación administrativa de los expedientes de contratación de inversiones que afectan al cumplimiento de la Ley de Contratos del Sector Público, como la vulneración repetida del artículo 138.2 de la citada Ley respecto a la contratación menor en el suministro de bienes fungibles. “Ello conlleva un fraccionamiento en el objeto del contrato, eludiendo el procedimiento y la forma de contratación establecido en la normativa de contratación pública”, cita el informe basado en el análisis de la cuentas de 2014. Además el texto resalta que el 93,87% del gasto de compra a proveedores, cifrado en 10,1 millones de euros, se realizó al margen de la Ley. Intervención subraya que el Hospital del Tajo «incurre en la obligación de abonar intereses de demora» al no pagar el precio del contrato dentro de los 30 días siguientes a la fecha de ejecución, contraviniendo el artículo 216.4 de la misma Ley de Contratos públicos, toda vez que el plazo medio de pago se sitúa en 121 días según la muestra estimada. El Informe asegura que el centro clínico “habría abonado indebidamente 35.636 euros” en horas extra de prolongación de jornada a los facultativos, incumpliendo el artículo 35 de la Ley 5/2013 de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2014, además de que las “facturas se conforman para su pago por personas sin competencia para ello”.

Otros informes desfavorables

El Informe se realizó paralelamente a otro de la Intervención de la Comunidad de Madrid y que declara que hubo “pagos indebidos” en la construcción y sistema de concesión y financiación del Hospital Infanta Leonor, que fue construido por una UTE (Unión Temporal de Empresas) en 2005. Aunque la Comunidad de Madrid ha anunciado que revisará “todos los extremos” sobre los pagos, PSOE, Podemos y Ciudadanos han calificado de “opaco” el canon que la Comunidad abona a los siete hospitales públicos gestionados por empresas concesionarias al considerar que ya se han pagado los edificios. Según los cálculos de la oposición regional, con lo pagado en los casi diez años transcurridos desde la entrega de los hospitales, ya se debería haber costeado su construcción. Por su parte, el ex consejero de Sanidad Manuel Lamela defendió la construcción de los hospitales y su modelo de concesión externalizado porque el modelo de los hospitales tradicionales es «absurdo e imprevisible» añadiendo que “hace una década era necesaria la construcción de hospitales por el aumento de la población y de las necesidades de la región”.

Sobre el Autor

avatar

- Diseñador gráfico del Semanario MÁS.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER