Publicado: Vie, Mar 10th, 2017

Razonar fuera del recipiente

Comparte
Tags

España está hecha a base de refranes y en el caso que nos ocupa podríamos usar alguno de ellos como aquel que dice “ser más papistas que el Papa’. El caso es que en Aranjuez Ahora esta semana han razonado “fuera del recipiente”. La candidatura ciudadana ha calificado de “machista” el Maratón de Fitness que, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, está previsto para mañana sábado. Cada uno es muy libre de pensar lo que quiera y, por supuesto, expresarlo, pero en asuntos tan delicados se puede correr el riesgo de banalizar cuando se critican actividades que están organizadas para una celebración de este tipo. Para lograr la igualdad entre hombres y mujeres se puede tomar conciencia de muchas maneras pero cuando alguien hace deporte, su cuerpo genera endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, se siente mejor consigo mismo y sube su autoestima. Lo que desde luego se antoja muy atrevido es calificar el fitness como un deporte “machista”, y asociarlo con “la obtención rápida de un cuerpo modélico independientemente del entorno social o natural”. Es más, hay profesionales de este deporte, que buscan el bienestar y mejorar la salud de quienes lo practican, que podrían sentirse ofendidos porque, al fin y al cabo, se les compara con tendencias machistas y patriarcales, nada más lejos de la realidad. Afirmar que este “entramado patriarcal” busca hacer de las mujeres ‘mujeres’ es no haber entendido que la mujer quiere ser mujer, pero con igualdad de derechos, y hablar de ser humano está asociado a estereotipos vinculados a características biológicas. Cada persona es única y tiene unas características que la distinguen del resto, independientemente de si se es hombre o mujer. Como ejemplo, las personas que están encerradas en un cuerpo y que tienen la posibilidad de cambiarlo, otra reivindicación en materia de igualdad para que no nos atropelle el auto bus de ‘Hazte oír’. Casos didácticos como el de Simon de Beavoir o Flora Tristán, feministas en busca de la igualdad, lo certifican. En el comunicado emitido por Aranjuez Ahora aseguran que el deporte nunca ha sido un espacio fácil para las mujeres. Afirmar esto en pleno siglo XXI y traer el recuerdo de la atleta Bobby Gibb que corrió de incógnito en 1966 una maratón en Estados Unidos es una apología de la demagogia al alcance de muy pocos. Recordar en 2017 un hecho que sucedió hace más de 50 años para ponerlo como ejemplo es colonizar un argumento para cambiarle la bandera, como si no se hubiese conseguido ningún avance en este sentido. Además, pretender hacer creer que la relevancia mediática en el deporte se rige por el sexo de quienes lo practican se cae por su propio peso cuando se habla de Javier Fernández, campeón del mundo de Patinaje por enésima vez con un reconocimiento mediático que ha brillado por su ausencia. Hay deportes más o menos mayoritarios y eso lo decide el espectador, que muestra más o menos interés según sus gustos. Luchar por la igualdad no es calificar un deporte como “machista” sino preocuparse por la educación, porque no se logrará la igualdad mientras no se eduque en igualdad y ahí radica gran parte de la hipocresía, pensar que se está consiguiendo. Cuando alguien tiene que comprar ropa a un bebé, en la tienda se la encuentra segregada por género. Cuando alguien va a comprar juguetes, están estereotipados por sexo. Desde el día que nacemos estamos educando en la diferencia. Y si nos detenemos en el mundo del adulto observaremos diferencias en aspectos como el laboral donde la mujer no está al mismo nivel que el hombre. La demagogia tiene las patas muy cortas, tanto que igual hasta se atreve a hacer fitness.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER