Publicado: Vie, Feb 24th, 2017

¡Verdes las han ‘segao’!

Comparte
Tags

La transformación del césped natural del estadio de El Deleite en una superficie artificial ha vuelto al Pleno Municipal en una propuesta presentada por el PP que sólo recibió el voto favorable de la banca popular. El PP apoyó su proposición en varios supuestos que, tras casi una hora de debate, no convencieron al resto de la Corporación. El grupo mayoritario en la oposición aseguró que hay que atender la demanda de los usuarios, que las instalaciones están saturadas, que el gasto de la pradera natural es grande y que el coste del plástico es menor. Sí, pero no. El Real Aranjuez CF -14 equipos, el de mayor categoría, en Preferente- ha mostrado públicamente su rechazo a la idea, que tampoco es compartida por los dos clubes federados de atletismo de la localidad, el Atlético y el Marathón. Y ya es poco común que ambos colectivos deportivos se pongan de acuerdo en algo. El fútbol y el atletismo, pese a su difícil pero obligada convivencia en el mismo recinto –otro día hablaremos de la complicada vecindad entre el fútbol y el pádel en El Pinar-, no desean el cambio tanto por cuestiones técnico-deportivas como de prestigio. La práctica del fútbol sobre césped natural (el mismo día hablaremos sobre quiénes deberían usar el terreno) nada tiene que ver sobre la alfombra sintética y la ausencia de aquel impide las opciones a acontecimientos futbolísticos y atléticos de una mayor trascendencia, de los que Aranjuez últimamente escasea. A ello se le suma, claro es, el deplorable estado de la pista circundante que necesita como el comer (o correr) una total reforma tanto para la práctica local federada y escolar como para seguir optando a eventos de más enjundia. Así que al final esta cara del problema se convierte en una cuestión de modelo deportivo a elegir: lo intensivo frente a lo exclusivo. Y ahí el político en el machito es el que decide. De acuerdo con que las instalaciones revientan por sus costuras pero un tema que se arrastra de largo puede esperar un poco más hasta ver en qué para la previsible municipalización de Las Olivas a partir del próximo verano y en si se cumple el propósito de la Universidad RJC de construir un campo artificial de fútbol-7 en la parcela frente a El Pinar. Quizá se afloje entonces un tanto la presión futbolera. Veremos. Otra cosa es el coste de la permuta de superficie. El PP esgrimió cifras que rebatieron todos los grupos y ofreció más ventajas, también discutidas, que inconvenientes. Si tan claro lo tiene se nos escapa por qué no procedió a su sustitución cuando gobernaba en vez de proyectar un campo de tierra en La Montaña. Que las arcas municipales, poco más o menos, estaban igualmente ruinosas que ahora y la manta de los fondos públicos sigue siendo muy corta. El Gobierno elige, sí, pero los euros no dan para todo. Gobernar es priorizar y con la Piscina Cubierta en mente, la pista de atletismo y El Pinar –ambos en alerta roja- se van a tener que repartir lo poco que quede, si es que queda.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER