Publicado: Vie, Ene 27th, 2017

Renta Universal

Comparte
Tags

No hay trabajo para todos, -aunque muchos servicios públicos podrían asumir una parte de la mano de obra que no accede al mundo del trabajo-, y hay nuevas necesidades que hasta hace poco no se tenían en cuenta. Finlandia, gobernada por el centro-derecha (no todas las derechas son iguales), ha decidido, apoyada por las diversas fuerzas políticas y el 69% de la población, implantar una Renta Básica Universal. Durante dos años, 2.000 personas recibirán mensualmente 560 euros; estas personas no recibirán ninguna otra prestación, aunque si pueden o quieren podrán trabajar simultáneamente y percibir la renta. Dependiendo del resultado de esta experiencia se universalizará en el 2020. Esta decisión tiene, entre otros  objetivos, eliminar el paro, reducir la desigualdad social e incrementar el consumo, que desarrollará la economía. Ese dinero no terminará en los paraísos fiscales, se quedará en el barrio y se podría lograr el pleno empleo incrementando los salarios. La percibirán solo los mayores de edad y no estará sujeta a impuestos; se elegirá a los beneficiarios por sorteo. Recientemente se convocó un referéndum en Suiza con este asunto, pero más del 75% de los votantes dijeron que no (esa renta era de 2.260 euros), pero en  Ontario (Canadá) se ha decidido llevar a cabo una experiencia como la finlandesa. Y en Kenia, una ONG dará durante 12 años 20 euros a 6.000 personas. La Renta Universal empieza a dejar de ser una utopía. En este mundo globalizado se deberá ser creativo, asumir que la economía ha sufrido enormes transformaciones (en Japón son los robots los que se encargan del envejecimiento de la población y resultan más productivos que los humanos…). Una de las consecuencias de la globalización es el aumento de la exclusión social, la precarización laboral, la riqueza cada vez en menos manos y de paso evitando pagar los impuestos. Resumiendo: un modelo tan injusto como condenado al fracaso. Una renta universal evitaría muchos sufrimientos, eso sí, no reemplazará este sistema. La pobreza empobrece a todos, repartir la riqueza enriquece a todos, fortaleciendo la cohesión social. Desde no hace mucho se está planteando la necesidad de una renta básica universal que proteja la dignidad de las personas, que se respeten sus derechos como lo establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, compromiso que, formalmente, casi todos los estados del mundo han ratificado.  De generalizarse, se estará ante una profunda revolución económica y cultural.

Sobre el Autor

avatar

-

Sindicalista, periodista, escritor y activista social. Vive en Aranjuez desde 2001. Es autor de varios libros y ensayos. Como periodista ha desarrollado su labor en Buenos Aires, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Aranjuez. Participa activamente en la asociación de inmigrantes Hombro con Hombro.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER