Publicado: Vie, Ene 20th, 2017

OLGA LUCAS: “La cualidad que convirtió a Sampedro en un referente para los jóvenes fue su autenticidad y su compromiso con la vida”

Comparte
Tags

El próximo 1 de febrero se va a celebrar el centenario del nacimiento de José Luis Sampedro, un personaje muy relacionado con Aranjuez. ¿Qué sentía José Luis por esta ciudad?

José Luis Sampedro mantuvo un vínculo especial con Aranjuez resumido en una frase muy repetida por él: “El hombre nació en Barcelona, pero el escritor nació en Aranjuez”.

Algunas de sus obras, como ‘El río que nos lleva’ o ‘Real Sitio’, están escritas desde ‘su corazón’ ribereño.  ¿Qué recuerdos tenía de sus vivencias aquí?

Tengamos en cuenta que los años que vivió en Aranjuez fueron los de su adolescencia. Como solía contarnos, aún vió al Rey Alfonso XIII conducir su Hispano Suiza por Aranjuez y al pintor Rusiñol pintar en los jardines. Así describió él mismo sus vivencias: “Lo primero que tengo que decir de Aranjuez es que para mí fue un paraíso. Sí, un paraíso. En buena medida por la edad: viví en Aranjuez desde los trece hasta los dieciocho años, es decir en unos años decisivos en la formación de una persona, importantísimos en la definición de sí mismo. Es una edad de eclosión, de apertura, no siempre fácil, como es sabido, porque es la edad en la que uno descubre sensaciones, la sensualidad. Es la edad de transición, el umbral entre la infancia y la edad adulta. Para mí fue una suerte vivir ese despertar de los sentidos y sentimientos en un ambiente asombrosamente propicio. Aranjuez era villa y corte. Por un lado era un pueblo apacible, tranquilo, quieto. Y, por otro lado, era un monumento constante. Unos jardines en los que uno se encuentra con Apolo, con Narciso o cualquier otra estatua maravillosa. Todos esos lugares han sido escenarios muy importantes, de intensas vivencias y, posteriormente, con gran peso simbólico en mis novelas.”

José Luis fue un gran humanista y, sobre todo, un amante de la libertad, convieriéndose en un referente de la juventud. Siempre tuvo un espíritu joven?

Sí, sin duda alguna, hasta el final de sus días conservó el niño que llevamos dentro. Pero yo creo que la cualidad que le convirtió en un referente para los jóvenes fue su autenticidad y su compromiso con la vida.

Hace poco visitó nuestra ciudad para ver in situ el mural dedicado a Sampedro.

El día que se puso su nombre a la Sala de Lectura no pude evitar expresar en voz alta el siguiente pensamiento: Esta placa está muy bien ahora, pero podría ocurrir que dentro de unos años, al leerla y entrar en la sala, alguien se pregunte ¿y éste señor quién era? Y puesto que las paredes están vacías, podríamos llenarlas de manera que dieran respuesta a esa pregunta. A todos los allí presentes les pareció buena idea, nos pusimos manos a la obra aunque en el camino surgieron dificultades que retrasaron su realización. Pero las buenas ideas, si se persevera en ellas, acaban triunfando. Finalmente, desde este otoño, la pared de la Sala de Lectura José Luis Sampedro en el Centro Cultural ya habla. Me impresionó y me emocioné al ver a tantos jóvenes estudiando bajo la mirada del Profesor Sampedro.

También en esa visita se reunió con los responsables municipales para coordinar los actos de la celebración del centenario. ¿Qué nos puede adelantar? 

Lo que yo puedo adelantar es la buena predisposición que encontré en esa reunión en la que intercambiamos impresiones e ideas acerca de la aportación de Aranjuez al Centenario Sampedro. Hablamos de exposiciones, rutas literarias, representación teatral, talleres de lectura. Ahora todo esto se tiene que concretar y cerrar fechas, pero entiendo que, por respeto a los organizadores, no debo anticiparme ni como se dice coloquialmente “pisarles las noticias”. A medida que vayan anunciando las distintas actividades, me emplearé a fondo en difundirlo, pero cada cosa a su tiempo y al “César lo que es del César”. Me consta que tanto el Ayuntamiento como el Foro Cívico están trabajando en un programa ambicioso, pero sin derroches, acorde a la figura relevante y humilde que era José Luis Sampedro. Si me permite, aprovecho su pregunta para manifestar mi deseo de que el centenario sirva como puerta de entrada a un futuro con una mayor presencia de Sampedro en Aranjuez de manera permanente. Llama la atención que por un lado José Luis Sampedro ha recibido todas las distinciones institucionales (amotinado mayor, hijo adoptivo, embajador de Aranjuez…) y por otro, tiene una escasa presencia real, el único espacio dedicado a su memoria y a su obra es precisamente la Sala de Lectura cuyo mural fue instalado recientemente. Siempre he pensado que en Aranjuez debería haber algo similar a una Casa de la Cultura, museo u otro espacio dedicado a sus tres grandes maestros en el campo de la música, pintura y literatura, las tres grandes figuras ligadas a Aranjuez: Joaquín Rodrigo, Santiago Rusiñol y José Luis Sampedro. Aranjuez es villa y corte y, aunque la corte haya dejado un importantísimo patrimonio, convendría rescatar y mantener también el de la villa. En lo que a mí respecta, estoy abierta a colaborar del mismo modo que en el caso del mural.

Sobre el Autor

avatar

-

Diseñador gráfico del Semanario MÁS.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER