Publicado: Jue, Ene 5th, 2017

ONG’s: ¿un “pilar” del Estado del Bienestar?

Comparte
Tags

En estas circunstancias, cuando se impone y no de manera improvisada una política cada vez más desigual en la distribución de la riqueza, el llamado Estado del Bienestar fue disminuyendo, recortado, y cada vez mas población vive de manera precaria, una de cada cinco, en lo que se llama umbral de la pobreza. ¿Umbral?, en la misma miseria. Cruz Roja Española, por primera vez en su historia decidió intentar asistir a unas 300.000 personas más y seguir asistiendo a las dos millones como lo estaba haciendo. Entre 2008 y 2011, esta ONG pasa de atender 900.000 personas a 2.100.000, un 133% más, de las casi el 50% son beneficiarias de las medidas específicas relacionadas con el impacto de la crisis. Esta enorme labor que desarrollan miles y miles de voluntarios a lo largo y ancho de España, y del mundo por otra parte (Está en Alepo, allí se llama Media Luna Roja y unos cuantos voluntarios han sido asesinados), de alguna manera está reemplazando a las instituciones públicas, y no se puede intuir que sino no existieran las ONG, el Estado se apresuraría a ocupar ese lugar. Hay que considerar que entre otros programas su plan de ayuda alimentaria está atendiendo a 843.406 personas y en total recibe un 27% de financiación pública del total de su presupuesto. ¿Un estado desarrollado no puede asumir esta necesidad? Cruz Roja y otras muchas ONG, porque son unas cuantas, y por otra parte millones de pensionistas ayudan a hijos y nietos, la situación del país sería aun más dramática. Las administraciones ven con simpatía esta ingente labor pero se molestan cuando alguna de ellas, como Cáritas, que depende de los obispos, pasó hace un tiempo, denuncian esta dramática situación. El ministro Montoro impugnó estos datos, datos que eran oficiales. Cáritas no se los había inventado. Y ahora, llega el invierno y miles de familias pasarán frío. La crisis es sufrimiento, enfermedad y también muerte. Elogiosa, e imprescindible, la labor de las ONG pero es el Estado el que tiene que intervenir, para eso están los presupuestos generales del Estado: A César lo que es del César; desgraciadamente, el César contaba con fieles funcionarios como el que se lavaba las manos. Resumiendo: ¿qué hay que hacer?, porque de eso se trata, se come todos los días, no solo en Navidad. ¿Exigir a las administraciones a que asuman su responsabilidad?, ¿ayudar y participar en las ONG? Exigir a las administraciones y ayudar a las ONG. Estas organizaciones se han convertido en un “pilar” del Estado del Bienestar, la necesidad obliga. En Navidad surgen meritorias iniciativas solidarias pero después de Reyes también hay que comer.

Sobre el Autor

avatar

- Sindicalista, periodista, escritor y activista social. Vive en Aranjuez desde 2001. Es autor de varios libros y ensayos. Como periodista ha desarrollado su labor en Buenos Aires, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Aranjuez. Participa activamente en la asociación de inmigrantes Hombro con Hombro.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER