Publicado: Vie, Feb 20th, 2015

A quien le pille el toro…

Comparte
Tags

Si finalmente se produce la renuncia de Pablo Lozano a continuar con la gestión de la plaza de toros de Aranjuez no sólo se vería comprometida la celebración de festejos en la localidad –el más próximo, San Fernando- sino que dejaría en una situación muy delicada a la delegada de Fiestas y Asuntos Taurinos, Mercedes Rico.

La decisión de Lozano, aún por tomar, viene respaldada por el desánimo producto de lo que él considera la carencia de apoyos por parte de toda la ciudad: su Ayuntamiento, su público y su sector hostelero.

Las multas merecidas y asumidas por no cumplir un Pliego de Condiciones que dejó el anterior Equipo de Gobierno socialista han sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia del gerente de Toros y Espectáculos de la Ribera.

Más allá del flagrante incumplimiento del contrato de explotación, por segunda vez  y que no aprobamos, es comprensible la desilusión del empresario quien apostando por este coso –histórico y ruinoso en tantos aspectos- se ve desamparado por el sector taurino y turístico del Real Sitio.

Quizá los incumplimientos hubieran sido menos frecuentes o inexistentes si se hubiera negociado con la empresa un nuevo documento más flexible o se hubiese sacado uno distinto más acorde a los tiempos de crisis que vivimos.

El actual contrato, sin ser leonino, sí es exigente. Quizá demasiado para una plaza que no es atractiva de explotar, por mucho que se saque pecho por sus casi 218 años de vida. Un estado deplorable de conservación y la programación de festejos taurinos un par de días al año no es la mejor presentación de cara a las grandes empresas-familias gestoras del actual toreo.

La Delegación de Asuntos Taurinos debería haber hecho más que hacer cumplir la ley y puede verse abocada a la suspensión de los festejos en un breve plazo de tiempo. De ser así, habría que preguntarle a su responsable, Mercedes Rico, qué haría al respecto y si recuerda su campaña cuando en 2010 no hubo toros en Aranjuez.

Pero es que además su otra Delegación, la de Fiestas, también tiene a la empresa concesionaria, Waiter Music, salpicada en la ‘Operación Púnica’. Quizá demasiado lastre para una delegada liberada de Protocolo (si ya tenemos al profesional Ramón Peche), Fiestas (asociaciones, clubes y empresa), Asuntos Taurinos (empresa), Inmigración (Servicios Sociales) y Relaciones Institucionales.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER