Publicado: vie, Abr 11th, 2014

Antonio López, “el Hombre del Tiempo” de Telemadrid: “Desde la ventana de la televisión trato de recordar que Aranjuez existe”

Comparte
Tags

Tiempo TeleAntonio López García de las Bayonas es un periodista y profesional de la meteorología, nacido en Cartagena. Su carrera, su trabajo y el amor le trajeron a Aranjuez en 1995. Desde hace veinte años, es la cara del tiempo en la cadena regional de televisión. Pero Antonio es también un hombre cercano, amable, enamorado de la ciudad donde vive y a la que se refiere, siempre que puede, en sus predicciones. Compagina éstas con su afición por la pesca, la jardinería o la música, además de recorrer los sotos de Aranjuez, y los jardines, y los paseos arbolados, tratando de sacar siempre un poco de tiempo para su familia: sus hijos, Borja y Adrián, y su mujer, Nuria Rodríguez, una economista arancetana hija del recordado profesor del colegio Apóstol Santiago (donde estudian sus hijos) Anselmo Rodríguez.

¿Cómo fueron tus inicios en el ámbito de la meteorología?

Casi por casualidad. Estaba trabajando en informativos en Radio 16 (antigua emisora del Grupo 16, año 1994) y me enteré que necesitaban un informador del tiempo en Telemadrid, para comenzar un nuevo programa: “Buenos días, Madrid”. Me presenté y me cogieron porque decían que tenía actitudes y aptitudes para el puesto. Vamos, como si lo hubiera hecho toda la vida lo de marcar los mapas y acertar en dónde marcaba. Y desde entonces hasta hoy, veinte años de “hombre del tiempo” en Telemadrid. Creo que después de Maldonado, soy el más veterano en la tele. Al principio tuve que pasar determinados cursos en comunicación meteorológica realizados en el INM (ahora AEMET) porque yo soy periodista especializado en meteorología, no físico ni geógrafo como otros compañeros de profesión. Esto es un constante reciclaje porque los medios técnicos y de previsión han ido cambiando a mejor.

¿Cómo acaba un cartagenero en Aranjuez?

Porque me casé con una ribereña con la que tengo dos hijos, y después de casi una década viviendo en Madrid decidimos que Aranjuez nos ofrecía mejor calidad de vida para nuestro futuro y el de nuestros hijos. Del estrés y el tráfico de la capital preferimos la paz y el sosiego de una preciosa ciudad pequeña como Aranjuez. Parece que el destino ya me encaminaba a vivir en esta ciudad ribereña porque cuando iba de Cartagena a Madrid, como estudiante tenía que pasar o en tren o en autobús por este oasis en mitad de la estepa castellana. Aranjuez es un precioso sitio para vivir.

En determinadas épocas del año (Semana Santa, vacaciones, etc.) se mira con lupa vuestro trabajo, ¿eso significa una presión añadida al mismo?

A estas alturas de mi vida profesional, un poco menos. Pero lo cierto es que asumimos una responsabilidad añadida fruto de la demanda social. Está en juego las vacaciones (y lo que cuestan) de muchos en función del tiempo, y se nos exige más precisión. En cualquier caso siempre estamos en el ojo del huracán si las previsiones no son favorables a hoteleros y sector turístico. Pero es algo que debemos asumir, como suele pasar cuando se cuestiona la decisión de un árbitro de fútbol.

¿El “hombre del tiempo” se equivoca?

Claro, somos humanos y nos equivocamos. Aunque hay que decir que ahora menos, porque las nuevas tecnologías, los satélites meteorológicos de última generación nos facilitan mucho la tarea, ayudando a afinar la previsión. Pero la atmósfera está en continua evolución,  y  en primavera y otoño nos vuelve locos a los “hombres y mujeres” del tiempo debido a su variabilidad. Hay que aprender a asumir los errores, aunque éstos a veces supongan una “lapidación” por parte de la opinión pública. No obstante, el margen de error cada vez es más bajo. Nos empezamos a quitar el sambenito que heredamos de tiempo del primer “hombre del tiempo”, Mariano Medina: “no hagas caso a los del tiempo que siempre se equivocan”.

Desde la meteorología, ¿se puede afirmar que el cambio climático obedece en gran medida a la acción del hombre?

Es cierto. Las grandes potencias mundiales han hecho caso omiso a las advertencias de los diferentes protocolos, que fomentaban algunas restricciones de los gases efecto invernadero. Los intereses económicos han prevalecido sobre la puesta en marcha de estos protocolos. Pero parece que ya la cosa se está tomando en serio. De hecho los últimos informes del IPCC (Panel intergubernamental sobre el Cambio Climático) apuntan a una ligera recesión de las previsiones más apocalípticas para nuestro planeta en este siglo. En cualquier caso, está en nuestra mano y en la de nuestros gobiernos el contribuir a un restablecimiento del equilibrio y menor impacto del calentamiento global del planeta. No es oro todo lo que reluce, pero tampoco llega el fin del mundo. En el punto medio está la virtud, para ver el comportamiento del clima, algo que se analiza según el comportamiento atmosférico cada 50 años o más. No a corto plazo.

¿Qué grado de interés tiene para el gran público español la meteorología?

Creo que bastante. Todo está determinado en cierta manera por el comportamiento del tiempo: los viajes de fin de semana, salir a un sitio u otro según el día que haga, la venta de las prendas de temporada, etc. Curiosamente un estudio sociológico publicado hace unos días por la AEMET apunta que la información del tiempo es la más demandada de forma habitual, frente a otros temas como la información deportiva, cultural o política.

Hablando de la meteorología popular, aquello que dicen nuestros mayores y que aprendieron muchas veces del refranero o de la contemplación del color del cielo, la forma de las nubes o el vuelo de los pájaros… ¿Hay algo de cierto en esto?

Hay mucho de cierto. El refranero meteorológico popular está lleno de situaciones que se han repetido empíricamente a lo largo de los años, lo que le atribuye cierta periodicidad en los sucesos meteorológicos. Por ejemplo, se dice que: “en abril, aguas mil” y casi nadie lo duda (¡si no que se lo pregunten a los cofrades!). O “en abril a la helada, sigue la granizada”.  Nuestros mayores tienen el bagaje de los años, y de ver el comportamiento de los animales y  la observación del cielo que, a veces, da pistas sobre la previsión del tiempo.

Esta entrevista sale publicada el viernes, precisamente fecha que coincide con el periodo vacacional de Semana Santa. Por eso, te pedimos por último tu predicción para esta Semana Santa.

Para variar será un periodo de tiempo más revuelto y variable, pero parece que este año será menos inestable y lluvioso que otros años. Debe ser que la Semana de Pasión hace que los cielos estén en sintonía: tristes y llorosos. Según los últimos pronósticos, el tiempo se mostrará más nuboso con alguna precipitación en Aranjuez y en buena parte de la región para mediados de semana (coincidiendo con el Miércoles Santo). Pero hay incertidumbre para los siguientes días, porque hay modelos que apuntan a tiempo más inestable para el puente de Semana Santa, con temperaturas máximas más frescas, por debajo de los 20ºC (más propias de abril).

Para otras partes de España, la Semana comenzará con más inestabilidad hacia el oeste y sur de la península desplazándose los chubascos hacia el interior y mitad norte a mediados de semana y durante el puente. En cualquier caso, hay que seguir las previsiones día a día porque la atmósfera se muestra, en estas fechas de primavera, muy variable y cambiante a corto plazo.

Raquel Peche

 

 

 

 

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER