Publicado: Vie, Ene 24th, 2014

Llegó Gamonal y mandó parar

Comparte
Tags

Leo estupefacto un comunicado del PP lanzado en apoyo del alcalde de Burgos y las obras de Gamonal, que contiene este párrafo: “Es posible que se sucedan más situaciones de protesta, pero como en ocasiones anteriores resultarán inútiles. Ya casi nadie habla del 15M, y por suerte, la sociedad española es madura y dócil al mismo tiempo”. Se equivocó la máquina de desciudadanizar: “la madurez y la docilidad” se han tornado en gran susto para el poder en general y, muy particularmente, para el poder corrupto y corruptor. Gamonal —que somos el 99%—, es símbolo, pero también incuestionable y ardiente realidad. En él se ha librado y sigue librándose una batalla titánica entre la ciudad democrática y sus actores y el poder absoluto —antidemocrático— que desprecia a ambos. La ciudadanía organizada ha conquistado el derecho a decidir sobre su barrio; espacio en el que se ha mostrado invencible. Ha reordenado, en cierta manera, las dinámicas de poder al arrebatar este derecho de las garras de quienes diseñan y construyen la ciudad “olvidando” las prioridades y necesidades de los que viven en ella.  La desposesión del derecho a la ciudad —al barrio en este caso— se ha paralizado, y con ella la especulación y el lucro. Esta ejemplar actitud ciudadana, que algunos esgrimirán como “secuestro de la voluntad democrática dirimida en las urnas”, es la verdadera Democracia. Lo dijo El Roto: “Déjate de musiquitas; si quieres hacerte oír, tendrás que meter ruido”.

La lucha emprendida por este barrio obrero ha dejado al descubierto  que el ciudadano comprometido y organizado estorba a los entramados corruptos de poder político-empresarial, pero también que estos son vencibles. Podrán bunkerizarse en instituciones conniventes y escasamente democráticas; manipular la verdad a través de sus periódicos; o contar con la protección del aparato represor que el Estado pone a su servicio. Han hecho todo lo posible para desacreditar a la ciudadanía, tildándola de “radicales antisistema” y poder someterla para que deje de iluminar las sombras de esa democracia inmanente a la vieja política. Han intentado convertir un problema social en otro de orden público transformando la indignación y la protesta ciudadana en violencia sinsentido protagonizada, según ellos, por “grupos violentos itinerantes”. Pueden hacer todo eso y más, pero al final resulta que no son invencibles.

¿Efecto Gamonal en Aranjuez? Condiciones se han dado —están en la memoria de casi todos— y se dan en la actualidad para que los movimientos ciudadanos participen activa y constantemente en las políticas que diseñan nuestra ciudad. El movimiento vecinal/ciudadano, en buena parte desactivado/activado a las órdenes y conveniencias de los partidos de la “vieja política”, debe refundarse desde abajo —ejemplo de ello son algunos colectivos que componen las diferentes mareas y los nuevos movimientos sociales—. El propio movimiento asociativo debe desechar la ineficaz y desesperante “participación vacía” y dar paso a la “participación efectiva”, aquella que hace valer el tiempo invertido y el trabajo realizado dando naturaleza vinculante a las decisiones coadoptadas por una ciudadanía que sabe leer su barrio y su ciudad y sabe priorizar el gasto y la realización de proyectos comunes.

Sobra cualquier mayoría política que “gobierne” la ciudad al margen o en contra de sus ciudadanos, o que limite las herramientas de participación, de por sí incapaces de incidir en proyectos, por lo general, ya decididos. Proyectos como la reforma del acceso norte —Puente de Barcas— o el que pretende privatizar la Dehesa de Sotomayor, que nos han presentado ya cocinados, son claro ejemplo de cómo se pretende construir la ciudad de espaldas al ciudadano. No nos deberíamos conformar con conocer y/o alegar tal o cual proyecto, deberíamos exigir participar en su redacción y determinar su conveniencia. Esto es la Democracia.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER