Publicado: vie, Ene 10th, 2014

Arruinar un consistorio

Comparte
Tags

El título de mi columna de esta semana bien podría servir para una película de Berlanga, o tal vez para el perfecto manual de cómo gestionar pésimamente los fondos públicos de un municipio, o quizás como texto para ilustrar una viñeta acerca de las prácticas habituales de muchos de nuestros políticos. Pero no, en este caso, tan solo es la manera de resumir el informe que la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid ha elaborado en relación a la gestión municipal, correspondiente al periodo 2010-2011, es decir, época socialista. Dicho informe es demoledor, indiscutible, certero.

Asusta que algunos veteranos de esto, antiguamente llamado política, y hoy reconocido como negocio, todavía se empeñen en reivindicar el “orgullo” de esa nefasta etapa. Sería como el cirujano que olvida algún apero en el interior del cuerpo de un paciente tras una intervención, y después se regocija en el error. Lo mismo. Ahora solo queda el recurso a la pataleta, a la amenaza de ir a los tribunales. Las soflamas huecas de que antaño, “con aciertos y errores”, las cosas se hicieron bien. Qué vergüenza.

Vayamos a las conclusiones de este largo y tedioso informe. Para empezar, los procedimientos que guiaban la actividad del Ayuntamiento son considerados “inadecuados” teniendo en cuenta “los principios de legalidad, eficiencia, eficacia y economía”. La primera, en toda la cara. Esto, para uno que se dedica a la docencia, es un suspenso, un necesita mejorar. Y para los que no se dediquen al noble arte de la instrucción, es simplemente un desastre. Un despropósito.

Aquí no termina el vendaval. No hace falta moverse de la primera conclusión para atisbar más golpes. Se acusa al anterior equipo de Gobierno del PSOE de “falta de fiabilidad” en información y controles. En castellano vulgar, eso es que no se fían ni un pelo de lo que por entonces se cocía en el trecho dionisíaco. Ya saben, esa famosa dicotomía filosófica entre Apolo y Dionisio. El primero, la claridad, la música y la poesía. El segundo, el éxtasis, el fulgor, la intoxicación. Nos viene al pelo.

Y sin salir de la primera, tenemos que sumar una organización documental que no permitió a la Cámara de Cuentas una “ágil localización de los expedientes”. Peor imposible. Pensándolo bien, sí que podía haber utilizado el título de alguna película para resumir esta documentación. Se me viene a la cabeza aquella protagonizada por el histriónico Jim Carrey, “Una serie de catastróficas desdichas”.

Tomen nota de la segunda conclusión. Nos recuerda que el decreto de alcaldía que vigilaba las funciones y competencias de servicios y unidades del Ayuntamiento, de 2006, fue anulado en 2009 por “infracción de los preceptos que regulan el derecho a la negociación colectiva”. No contentos con ello, el decreto nuevo de 2009, según el informe, “perseveraba en la misma línea que el anterior”. Es decir, sin respetar las normas vigentes “en aspectos esenciales de la organización municipal”. Harían falta unas cuantas decenas de periódicos para resumir la retahíla de graves acusaciones que arroja el dossier: “inexistencia de una Relación de Puestos de Trabajo”, la obligación forzosa de una prórroga presupuestaria, “el inadecuado control de los compromisos de gasto de carácter plurianual”, la no constancia de valoración del entonces Ministerio de Economía y Hacienda del Plan de Saneamiento (tiene guasa lo de sanear aquí) aprobado en 2009, y un largo etcétera.

Todo parece tan surrealista y cómico, si no fuera tan grave, que si leen el informe (lo cual no recomiendo, es infumable) se hicieron mal las cosas hasta con los asuntos de los muertos. Véase lo relativo a la concesionaria del cementerio municipal.

Lo más grave es que los responsables de todo el desaguisado siguen viviendo de lo público, y eso, indigna.

Decían en mis clases de filosofía que “el Príncipe” ha de destacar sobre los demás en su capacidad de mando, por sabiduría, previsión, templanza y celo en el bien público. Estamos en las antípodas.

Sobre el Autor

avatar

- Profesor de vocación. Ha trabajado en radio y prensa escrita. Ahora completa su formación como alumno, doctorando en Departamento de Historia de la Educación.

Mostrando 6 Comentarios
Danos tu opinión
  1. avatar Marchena dice:

    No sé si contestará o no a la duda que me surge después de leer su artículo. No si lo hará en diferido y por persona interpuesta. Obvio los apuntes literario-filosófico-estéticos y voy al grano. El “largo y tedioso informe”, que “no nos recomienda leer” consta de 195 páginas hechas públicas esta misma semana. No sé cuándo debe entregar usted el artículo al periódico…..supongamos que uno o dos días antes de que salga a la calle -viernes por la mañana-. No dudo de su capacidad lectora y comprensiva, pero ¿pretende hacernos creer que las conclusiones que plasma en su artículo son suyas? 195 páginas “tediosas”, muy técnicas leídas y diseccionadas ¿en cuánto tiempo, dos, tres días? Si a esto añadimos la sintonía que usted mantiene con las “políticas” del PP de Madrid y de Aranjuez, y el calco entre “sus” conclusiones y las del gobierno municipal, me da que no ha hecho otra cosa que “tirarse el pisto” y colarnos como conclusiones propias lo que en realidad son del PP. Eso no se hace.

  2. avatar David Mingo dice:

    Muchas gracias de nuevo por el comentario Marchena. Me encantan sus conclusiones, son mejores que las del informe. Parece que seguimos en “sintonía” y por lo que veo, además, debe tener usted acceso al sistema de vigilancia que implantó Rubalcaba (que no se si estará en “sintonía” con usted o no, porque no me aventuro a sacar conclusiones como hace usted habitualmente). Debe ser que conoce mis movimientos y opiniones hasta mejor que yo mismo. Si usted cree que me “he tirado al pisto”, ¡perfecto!. Que cree que mis conclusiones son las del PP, ¡perfecto! Me importa tan poco lo que usted crea como lo que opine el PP. Solo una cosa, si usted lo tiene a bien, no quiero ni que el estado me diga lo que se hace y lo que no, así que, no me diga lo que se puede o no se puede hacer. Gracias. Haga usted lo que le venga en gana. Un cordial saludo.

  3. avatar Ribereño dice:

    Sabemos si esta cámara de cuentas ha dicho algo sobre las razones por las que Madrid Ayuntamiento duplica la deuda de TODAS las administraciones locales juntas de España.

    En lo que le doy la razón es en que durante años se ha tirado dinero a la basura con la connivencia de los ciudadanos (que erre que erre votan a sus alcaldes). Y otro ejemplo lo tendremos en la obras de acceso Norte que NO van a solucionar el tráfico en la zona, como mucho conseguirán atascar más las calles cercanas…

  4. avatar David Mingo dice:

    Comparto con Ribereño su crítica implícita al Ayuntamiento de Madrid, el más endeudado de toda España. Pocas lecciones puede dar la capital en este sentido.
    También estoy de acuerdo en que los ciudadanos muchas veces hemos sido cómplices silenciosos de los desmanes de nuestros políticos.
    En cuanto al último punto, espero que se equivoque en su planteamiento, y que finalmente sea para lo contrario. El tiempo nos dirá. Saludos.

  5. avatar Marchena dice:

    No sé si son mejores, pero sí más reales. Y otra cosa, ¿por qué no abandonan -hablo en general- la estúpida manía de contestar tan agriamente a quienes manifestamos nuestra opinión crítica? Fíjese qué fácil hubiese sido desmontar con DATOS y ARGUMENTOS mis preguntas y mis aseveraciones, en vez de tratar de vincularme con SITEL y el señor RBCB. ¿Lo entiende señor Mingo? A la paz de Dios.

  6. avatar Ribereño dice:

    Agradezco su atención y le comento que solicité en su momento un informe que demostrase que dichas obras supondrían una mejora y supresión de los atascos en esa entrada. Y la respuesta ha sido…cero. Y eso que lo hacen con nuestros impuestos.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER