Publicado: Jue, Dic 5th, 2013

Defender la Constitución

La Constitución Española cumple mañana 35 años. Lo hace entre las dudas que  plantean los unos sobre su vigencia, entre el sobeteo que le aplican los otros y entre las exigencias de reforma que plantean los de más allá. Revisar la Carta Magna –con consenso y no bajo las exigencias de los poderes financieros– debería ser un sano ejercicio muy útil para adaptar nuestro marco de protección y de garantías a los nuevos tiempos, sacudidos por la crisis y por las necesidades de cambio que reclama la sociedad en todos sus estamentos. Sea como sea, bien podemos afirmar que la Constitución Española de 1978 nos ha proporcionado el mayor periodo de bienestar, estabilidad y prosperidad de nuestra vasta historia. No es de extrañar por tanto que año tras año se le rinda homenaje desde las instituciones públicas. El Ayuntamiento de Aranjuez no es una excepción, y por segundo año consecutivo ha decidido que la mejor forma de honrar a la Constitución Española es homenajeando a la bandera nacional. Lejos quedan los brindis de la sociedad civil en el Centro Cultural o las celebraciones organizadas por los centros escolares de la ciudad. La enseña nacional no deja de ser un símbolo en el que todos deberíamos sentirnos cómodos y abrigados, pero una situación como la que hoy atraviesa nuestro país –y Aranjuez no es una isla alejada de la realidad– hay otras maneras de defender la Constitución y que pasan por defender los derechos de que asiste a los españoles y que nos están siendo arrebatados durante los últimos años.

El derecho a una vivienda digna se está poniendo en cuestión por las ansias de beneficio de la banca más especuladora; la privatización de los hospitales está poniendo en riesgo el derecho a la salud que ya se está negando a un buen número de inmigrantes que viven en nuestro país; el acceso a la universidad comienza a ser imposible para los españoles con menos recursos, que ven como aumenta la brecha educativa entre ricos y pobres (ver el último Informe Pisa); o el derecho a la libertad de expresión, manifestación o reunión, que se ven amenazados por la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que promueve el Gobierno para contrarrestar las protestas ciudadanas contra sus políticas.

Reivindicar el carácter público de la sanidad y de la educación, el derecho a una vivienda digna, los derechos y libertades que nos concedimos los españoles hace 35 años y que nos hicieron perder el miedo a la dictadura son la mejor forma, hoy por hoy, de defender la Constitución Española de 1978. Y si tenemos que hacerlo envueltos en nuestra bandera, la de todos, mejor que mejor. Feliz Día de la Constitución.

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER