Publicado: vie, Oct 25th, 2013

¿Será, al fin, la hora del Gran Teatro?

La alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez, compareció este martes en rueda de prensa para anunciar la próxima apertura del Real Coliseo de Carlos III durante las próximas fiestas de Navidad o, al menos, a principios de 2014. Es, sin duda, una buena noticia que pondrá punto y final a la historia de nunca acabar, la de un teatro que cerró allá por 1993 y que vio como las obras de rehabilitación se iniciaban en el año 2008.

La historia de la rehabilitación del Real Coliseo Carlos III, la de nuestro querido (y el más antiguo de España) Gran Teatro, comenzó en 2006, cuando el entonces alcalde, Jesús Dionisio, firmó un convenio con el Ministerio de la Vivienda para la recuperación de un inmueble que era una herida sangrante en la memoria colectiva de la ciudad. A falta de los últimos remates, las obras, en las que se invirtieron casi 6 millones de euros, culminaron en la primavera de 2011.

El cambio de gobierno en ese mismo año supuso que la que hoy es alcaldesa tomara las riendas y afrontara el proceso de apertura, para lo que era necesario solucionar los problemas de suministro eléctrico del teatro, cifrados entonces en 600.000 euros. Parece que al final el coste no será tal y que tan solo eran necesarios 104.000, tal y como reconoció este martes la propia alcaldesa. Sea como fuere y a pesar del tiempo transcurrido desde junio de 2011, es positivo que se dé continuidad institucional a un proyecto que era una reclamación histórica de los ciudadanos de Aranjuez.

Como bien dijeron en el pleno la concejala de Cultura, Araceli Burillo, y el concejal del PSOE y alcalde entre 2003 y 2011, Jesús Dionisio, la apertura del Real Coliseo de Carlos III supondrá un revulsivo para la oferta cultural y turística del Real Sitio. De su mano vendrá también un importante revulsivo económico para el casco histórico, que últimamente parece más muerto que vivo. Aranjuez necesita de una infraestructura como ésta, más allá de lo que significa en los nobles sentimientos de nostalgia de los ribereños que alguna vez se sentaron en el patio de butacas del Gran Teatro. Al margen de los dimes y diretes de esta semana, cabe reconocer en este caso el papel desempeñado por las últimas corporaciones en solucionar un problema enquistado en la administración central.

Ahora sólo queda llenar de contenido el recinto y en ello también trabaja el actual equipo de gobierno. La programación que se presente en los próximos meses debe apostar por la excelencia, y eso es algo en lo que también coincidieron todos los grupos políticos en el pleno celebrado este miércoles.
Así las cosas, que los plazos y las previsiones se cumplan y que, muy pronto, podamos decir lo que llevamos esperando todos los ribereños durante casi 20 años: ¡Qué suba el telón del Gran Teatro!

Sobre el Autor

avatar

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

BANNER